martes, 15 de noviembre de 2016

Cosas del dormir.


 Vaya por delante (pese a poder ser el centro de las iras de muchos) que el Pequeño Cavernícola ha sido de buen dormir, incluso de dormir mucho si me apuras. Sí, y es que desde que le instauramos unas rutinas de sueño no hay día que no se haya echado una siesta o se le haya trastornado la hora de ir a dormir. Las rutinas básicamente ha sido comer a cierta hora, no exacta pero sí en una franja entre las 12:30 y las 13:30 dependiendo del hambre y sueño que haya, y tras la comida un pequeño tiempo de relax y a la cama.

 A mediodía se sigue durmiendo en nuestros brazos (valen también los de las abuelas) y ya le echamos, aunque algunas veces le he echado en la cama y se ha dormido sin problema, pero también tenemos derecho a disfrutar un poquito de ese momento ^-^. A mediodía no le canto ninguna canción, generalmente llega cansado de la escuela o de la calle o de madrugar simplemente. La duración de las siestas gira en torno a los 90 y los 180 minutos.

 A la noche hay días de baño y días que no toca, tras el baño llega la cena, el momento de relax y de camino a la cama una canción y una vez en la habitación nos quedamos cantando un ratito la canción para que termine de relajarse. Desde hace unos meses, algo antes del verano, nada más echarle en la cama, que no lo he dicho pero le llevamos en brazos cantando, pide agua y tras beber salimos de la habitación y a los pocos minutos me vuelve a llamar (igualmente, lleva un tiempo que me llama a mi exclusivamente) y me pide más agua, y generalmente ya se duerme. La duración del sueño nocturno gira en torno a las 9-12 horas.

 Esas son las rutinas normales, de las que intentamos salirnos lo menos posible porque si algo funciona mejor dejarlo como está. Los días que hemos estado fuera de casa a mediodía, hasta la fecha no hemos tenido problema con la siesta, si estamos en otra casa le preparamos una cama, si estamos en la calle o en el coche pues a dormir en la silla. Da igual la actividad que hayamos estado haciendo que la siesta la ha acabado pidiendo. A la noche, sobretodo en verano que salíamos a pasear después de cenar, generalmente nos llevábamos la silla y en el paseo de vuelta se dormía.

 Rachas.

 Como en todas las fases del crecimiento, en esto también hay rachas, rachas de ponerse malo, rachas de madrugar, rachas de tardar más en dormir, rachas de necesitar que estemos algo más con él en la habitación. Reconozco que como nos tiene tan bien acostumbrados nos resulta extraño y siempre pensamos que le pasa algo o que algo hemos cambiado para que se haya desencadenado esa racha, incluso a veces, hasta me sienta mal, por aquello de que justo sea el día que más cansado estás el que no se duerme o que se quede dormido como un tronco el día que tenemos que salir antes de casa :)

 Otra racha que ha pasado ha sido la de tener varios despertares nocturnos en los que, por lo general, pide agua, bebe y se echa a dormir, pero a veces quiere que te quedes un rato con él sentado en la cama o se echa a llorar sin motivo aparente, he de confesar que en alguna ocasión, sobretodo si ya han pasado las 6:00, me he metido en su cama con él e incluso una vez nos quedamos los dos dormidos un buen rato.

Conclusión.

 En definitiva, el sueño es importante, vaya, tanto como comer o respirar, y está condicionado por varios factores, algunos de ellos se escapan de nuestro conocimiento. Las rachas nos molestan ya que trastocan todos los ritmos establecidos y no solemos tener perspectiva aunque esa misma noche hayamos dormido como lirones. Al menos yo llevo las noches algo mejor pero eso de que le de por madrugar y despertarse a las 6:00 o 6:30 es que no lo veo, otra cosa que no ha sacado a mi :(

5 comentarios:

  1. ¿9 - 12 horas? ya no leo más, bebécangrejo la noche que duerme 3 horas seguidas creo que le ha pasado algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ahora ya sabes de donde saco tiempo para videojuegos, series y demás...

      Eliminar
  2. Buf, el dormir por aquí mal, muy mal. Ahora ya está durmiendo del tirón a falta de 3 meses para cumplir 3 años. Tuvo otra racha buena en primavera y me quedé embarazada jajaja. Alguna noche se despierta pero poca cosa. Y estábamos ya alcanzando las 8 de la mañana, todo un hito y, de repente, zasca, de nuevo a las 6:30 como un reloj. Ayy, qué dolor. Pero bueno, mejor que el año pasado que se despertaba mil veces y amanecía a la misma hora... Poco a poco. Si duermen bien no es criar, por cierto ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, que buena frase la última. Desde el cambio de hora todos los días a las 6:30 en pie, a veces antes y a veces un poco después pero de las 7 no pasa... Y, como digo, con las toses se despierta alguna vez y hasta que se le pasa son unos 20-30 minutos de dar cabezazos de sueño XD

      Eliminar
  3. En la mayoría de los casos, dormir a tu pequeño se vuelve complicado. Ya sean los cólicos provocados por los gases o el nuevo ambiente donde se encuentra tu pequeño, algo le incomoda y no lo puede soportar. Para intentar conseguir que duerma plácidamente durante el máximo tiempo posible, es importante acompañar su cuna con la mejor ropa de cuna. Suave, cálida y a prueba de roces.

    ResponderEliminar

Theme designed by Feeric Studios. Copyright © 2013. Powered by Blogger
Ir Arriba