lunes, 1 de febrero de 2016

Enero a tope de diversión.


 Hola hijo, otro mes más que se ha ido volando, este además con tanta diversión y tantos regalos nuevos ha sido muy divertido y cuando uno se divierte mucho el tiempo pasa mucho más rápido. Además hemos hecho un montón de visitas a familiares con motivo del año nuevo y los reyes, ya te quedas con la mayoría de las caras aunque haga algún tiempo que no las ves, eso sí, de los más pequeños sí que parece que no te olvidas.

 El día de reyes fuimos a la cabalgata de Reyes, y aunque hacía algo de frío no se estaba mal del todo, es tu primera cabalgata y, la verdad, para el año que viene nos vamos a ver otra porque la de aquí, la de nuestra ciudad, da mucha pena... Lo importante es que viste toda la cabalgata un rato sobre los hombros de papá y otro rato sobre los hombros del tío Raúl y que te lo pasaste bien, no hubo nada especial que te llamara la atención pero sí que te asombrabas con las cosas, sobretodo con los caramelos que tiraban, dentro de nada estarás queriendo cogerlos e intentándolo.

 Los regalos parece que los reyes acertaron bastante pues te trajeron cosas que te gustaron mucho: la cocinita de Peppa Pig, un carrito de paseo de juguete, un carrito con instrumentos de limpieza, unos MegaBloks para construir, un Mickey Mouse bailongo y un tren de piezas de madera para encajar y desencajar, luego otras cosas como ropa, algún libro, etc... Con todos juegas mucho, en el carro donde se supone que va un bebé te gusta meter de todo, desde un muñeco hasta piezas de la cocinita o MegaBloks, y con éstos últimos te pasas buenos ratos encajando uno sobre otro, desencajándolos y, por supuesto, lanzándolos por los aires (al igual que con las piezas del tren). A la cocinita le haces algo menos de caso pero sí que te gustan sus utensilios de cocina que los vas desperdigando por todos lados.

 Has aprendido a decir "papa", aunque, al igual que con "mama", lo dices más para vacilar que para llamarnos, sobretodo para jugar, lo dices y te ríes mientras lo repetimos y ya dices otra cosa. También has aprendido a decir "agua", tras un tiempo repitiéndotelo al final te ha salido y he de decirte que ésta palabra sí la usas con conocimiento de causa para pedir el agua. En el baño durante todo el mes no te has sentado ni un día, te mola mucho que papá te bañe mientras tu juegas de pie con un juguete que echa un chorro de agua hacia arriba o pataleando con el agua, también te gusta beber agua de una ballena de juguete que se llena por el lomo. Además, como si esto fuera poco, lo primero que haces nada más entrar en la bañera es quedarte quieto y mear, ese momento en el que te quedas mirándote la cola viendo como sale el pis e intentando que no te de en las piernas es súper gracioso, para ti y para mi.

 Como ya te vas haciendo mayor ya te hemos cambiado la cuna y la hemos transformado en cama, con su pertinente barrera para que no te caigas. No te ha supuesto ninguna molestia, sigues durmiendo tus 10-12 horas por la noche (estás hecho una marmota :)) y tu buenas siestas de 2 horas más o menos. Además te ha salido un colmillo, el de abajo del lado izquierdo y te asoma el del lado derecho, pero es que también tienes los de arriba y las muelas a punto de echarlos, según la pediatra en unos dos meses los tienes todos fuera, no se ya te lo iré contando...

 En este mes hemos andado mucho de la manita, me has regalado esos pequeños grandes momentos con los que yo, papá, disfruta mucho, recuerdo un paseo de una media hora en el que no me soltaste ni un momento, sería para haberme visto la cara :) También hemos jugado mucho con la pelota y un día jugabas a que te caías de culo y me mirabas y te reías un montón, fue divertido y para mi ver como ir viendo como ya aprendes a controlar más tu cuerpo es alucinante (a parte de darme cuenta de lo mayor que te vas haciendo ¡como pasa el tiempo hijo!). ¡Ah! Se me olvidaba, un día te pasaste toda la mañana y un rato por la tarde tarareando mientras jugabas o veías los dibujos, de lo más gracioso, mamá se lo pasaba pipa escuchándote. Y un sonido más que has aprendido a hacer es el del coche, cada vez que ves uno que te llama la atención haces su sonido, un "bruuuummmm" bruuummmm" muy gracioso.

 Dejo para el final la parte del pediatra y tu revisión del año y medio, fue un día antes del cumple de papá. Te pusieron tu vacuna y he de decirte que parece que ni lo notaste, otras veces habías llorado un pelín, náaaa poca cosa, pero esta vez como si nada... tan pancho. La parte menos buena es que pesas poquito, estabas en 9,220, nos han dado unas vitaminas para que no te falten. Además de talla has bajado un percentil, pero bueno eso no es preocupante porque seguramente pegues un estirón y se arregle. Así que tenemos que esforzarnos un poco más en las comidas, si es que te gusta poco eso de comer, pero tienes que coger algo de peso. He de decirte que la semana siguiente fuimos al otro pediatra y pesabas 9,5 kilos, bastante más para haber pasado una semana solamente pero es que has empezado a comer algo mejor y claro, se te nota en ese aumento. Ahora te estamos echando unas gotitas en los ojos porque te has puesto un poco refriado y siempre se te sube al ojito derecho, pero no es nada.

 Creo que no me dejo nada, seguramente cosillas porque todos los días aprendes o haces algo nuevo.

 Te quiero.
 Papá.

Imagen sacada de guiadelnino.com

Una foto publicada por CHeMiCaL (@chemicalcavernicola) el

1 comentario:

  1. Cuando comienzan las primeras palabras o primeros pasos del bebé son momentos que recordaremos con mucha ilusión todos los padres. Para comenzar a andar es preciso que contemos en casa con andadores o algún artículo que le facilite el proceso a los más peques. Al igual que cuando les comienzan a salir sus primeros dientecitos es importante tener mordedores o artículos adecuados para que el pequeño descargue. Hay un montón de artículos que son imprescindibles en el crecimiento de los más peques de la casa.

    ResponderEliminar

Theme designed by Feeric Studios. Copyright © 2013. Powered by Blogger
Ir Arriba