miércoles, 14 de noviembre de 2018

Érase un vez un gamba


 Érase una vez un chaval que era un poco gamba. Era un buen chaval, un poco gamberrete pero muy inteligente. Cuando era pequeño le gustaba hacer el payasete, quizá como medio para tratar con los demás, que le hicieran caso o dejarse ver, porque él era muy tímido. En cambio lo aprendía todo de forma brillante y le quisieron adelantar un curso cuando empezó el cole pero su madre se negó, prefería que fuera poco a poco, a buen ritmo y con los compañeros que ya conocía.

 Cuando fue creciendo cambió de cole porque el anterior cerró, cosas de la educación pública..., el caso es que tuvo que hacer nuevos amigos y, claro, para ello tenía que volver a ser un gamberrete. En ese nuevo cole pronto se hizo amigo de los que no solían aprobar, repetidores incluso, los típicos que siempre se sientan al fondo en clase. Pero había una diferencia, cuando ninguno prestaba atención, al gamba se le quedaba todo, casi sin quererlo.

 Cierto trimestre, un par de cursos más tarde, hicieron una separación por grupos en clase, creo que era demasiado excluyente y negativo, pero así fue. A la tutora se le ocurrió juntar a todos los que habían aprobado todas las asignaturas el primer trimestre juntos en una gran mesa-grupo, a los que les quedaron una, en otra, y así, juntos en grupos por cantidad de suspensos. Y ahí estaba el gamba, el "empollón" viendo a sus amigos al fondo de la clase divirtiéndose.

 El gamba hizo nuevos amigos en este grupo y arrastró a alguno al "lado oscuro", por suerte para él parecía quedarse también con todo aunque sus notas bajaron un poco. Y así fue pasando cursos, siempre aprobando todo, siempre haciendo el gamberro, el listillo, su madre le decía que se juntaba con "malas compañías" pero él era listo para escaquearse cuando había que hacerlo.

 En el insti fue más de lo mismo, sentado al fondo de clase, para rolear un poco o jugar a algún juego inventado, o hacer cualquier otra cosa que no fuera atender vaya, pero, eso sí, aprobando todo. Tenía un problema, y es que a veces se desmotibaba cuando tenía que aprender al ritmo de los demás y comenzó a faltar. Acudía a algún examen simplemente por el placer de hacerlo y aprobaba sin apenas pisar el insti. Suspendió por absentismo pero recuperó en Septiembre.

 Podría seguir pero creo que más o menos te harás una idea. Ese gamba soy yo.

 Y parece que mi Pequeño Cavernícola se parece, de momento, a mi. No atiende mucho en el cole pero se queda con todo y aprende todo lo que van dando y, además, le gusta hacer el payasete con los compañeros y es igual de tímido.

 Cuando la tutora nos lo cuenta no puedo evitar pensar "vaya, justo lo mismo que hacía yo...". De momento en casa le tenemos controlado y estamos atentos y preocupados, en su justa medida, en cuanto al tema de habilidades sociales. Esperemos que no sea tan gamba como lo fui yo...
Leer Más »

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Paternidad en bucle


 Desde que nos convertimos en padres nuestra vida empieza a componerse de bucles, algunos grandes y otros más pequeños. Bueno, quizá antes de convertirnos en padres ya empezamos un pequeño bucle, el de la búsqueda, hasta que conseguimos el positivo en el palito del pis.

 Así pues, aunque ya no me acuerdo mucho, de recién nacido estaba el bucle de la comida cada x horas, seguida de los gases y a dormir, prácticamente de continuo según acababa un bucle comenzaba el siguiente...

 Con el tiempo, llegamos a otros bucles, el famoso baño + cena, el siguiente cuento + dormir. Y poco a poco van siendo más chulos. Pero aunque a nosotros nos aburran los bucles, ya que nos gusta investigar y vivir experiencias nuevas, a ellos no. Nuestros peques se sienten cómodos en lo conocido, su zona de confort es el spoiler.

 Te pegas un susto o haces algún traspiés o alguna chorrada y si a tu hijo le hace gracia te toca repetirla hasta la saciedad. Que las tres primeras repeticiones le echas imaginación y te ríes tú también, pero luego va cansando e intentas desviar la atención a ver si así...

 El caso es que ahora entramos en muchos bucles: el del cine, el del cuento, el del juego, el de... Todo hay que repetirlo cien veces, a veces me planto y decido cambiar y poner algo nuevo a ver si suena la flauta y... ¡a veces cuela!

 "Sí, le ha gustado esta peli al peque, por fin podremos dejar de ver Scooby-Doo" - Pensaba un padre tras 1553 visionados de la primera peli de la pandilla investigadora que tras tanto visionado hizo que entrara en lo más visto de Netflix.

 Pero, ¡atención!, la nueva peli querrá verla en bucle día tras día. Un horror.

 Vamos, que ahora mismo me sé, casi de memoria, la serie de dibujos de Los verdaderos Cazafantasmas (que mira que es mala...), la discografía de Michael Jackson (vale, esta me la traía de casa que siempre fui fan...) con sus bailes incluidos, Los Vengadores: La era de Ultrón (tuvo que gustarle la menos buena, pero al menos no es Scooby-Doo). Con el juego no me quejo, que para una vez que le apetece jugar a un juego a menudo no me voy a poner tiquismiquis.

 Eso sí, a veces entramos en el bucle de los besos y los "te quieros" y de ese bucle no quiero salir :)

 Y tú ¿has vivido en alguno de estos bucles? ¿Vives alguno actualmente?
 ¡Dime que no estoy solo!
Leer Más »

miércoles, 24 de octubre de 2018

[Ocio en Familia] Juego de mesa - Kiki Ricky Travel


 De nuevo toca echar una partida a un pequeño juego de mesa, este salió en oferta, junto a otros tantos, en Lidl, muy muy barato y allí que fui a coger los que me encontré, habrá que estar atentos para próximas entregas... Para que te hagas una idea, el tamaño de la caja es el mismo que el de KarottenKlau aunque en esta ocasión es de otra editorial.

Pequeña ficha



  • Nombre: Kiki Ricky Travel
  • Editorial: Ravensburger
  • Edades: Desde 4 años
  • Número de jugadores: De 2 a 4
  • Duración: 5 minutillos aprox.
  • Lo puedes comprar en Amazon (en tiendas no lo he visto).





El juego

 En esta ocasión nos encontramos con un juego competitivo y muy divertido, el objetivo es ser el primero en llegar con nuestra gallina hasta lo más alto de la pista de paja. Los componentes, que como siempre en estos juegos familiares suelen molar, que encontraremos son: la pista de paja, que tendremos que encajar en la propia caja para que no se desmorone, cuatro gallinas para cuatro jugadores, un huevo, para lanzar por la pista y arrasar con las gallinas, y el dado, que es la base de la mecánica.

 Antes de describir las acciones del dado hay que comentar que la pista tiene trece casillas en las que aparece una flecha para saber cuál es la siguiente casilla a la que tenemos que desplazarnos porque, aunque para los jugones es fácil entenderlo, alguna casilla puede llevar a confusión a los peques.

 Así que comienza el jugador que pueda cacarear más fuerte y en sentido de las agujas del reloj en nuestro turno lanzaremos el dado y tendremos dos opciones según la cara que salga:
  • Si sale una casilla numerada con puntos de 1 a 3, moveremos nuestra gallina ese número de casillas (balas de paja). Las casillas ocupadas por otras gallinas se cuentan y si tienes que terminar en una casilla donde ya hay una gallina, la colocas en la siguiente casilla libre.
  • Si sale el gallo tendremos dos opciones, saltar una casilla hacia arriba o adoptar el papel del gallo y lanzar un huevo cuesta abajo, vamos, la opción que mola aunque también la más destroyer. Si elegimos lanzar el huevo, colocamos éste en uno de los tres agujeros de la cima de la pista y lo lanzamos suavemente, todas las gallinas que arrase volverán al principio, incluso si nos llevamos la nuestra.
 Y esto es todo, el que consiga llegar hasta la casilla final será la gallina ganadora.

Imagen en la que se ve la pista montada y las gallinas en diferentes casillas con el huevo en lo alto.
Las gallinas subiendo por la pista, parece que la roja va a sufrir el ataque del huevo...


Conclusión


 Kiki Ricky Travel es un juego de caja pequeña, así que también lo hace muy transportable, es rápido y divertido. Al ser competitivo y, sobretodo, al lanzar el huevo y derribar las gallinas de los peques trabajaremos la frustración y aprenderemos que no siempre se gana y que es igual de divertido derribar gallinas que llegar arriba. Nosotros usamos una regla casera para alargar un poco más el juego, aunque también beneficia al que va más adelante y es la siguiente, cuando terminas en una casilla con una gallina en lugar de moverte a la siguiente te quedas en la anterior.

 Los componentes se ven divertidos aunque son de plastiquete y sin mucho detalle, el dado sí es de madera y pesa muy poquito, no obstante es un juego barato, 10€ en Amazon y en Lidl creo que lo encontré a 4 o 5€.

Imagen de los componentes ordenados
Los componentes, la caja mola con los dibujos de las gallinas :)

Leer Más »

miércoles, 17 de octubre de 2018

Anecdotario. Carne de reunión.


 De nuevo pasa, el peque crece y con ese crecimiento llegan muchos momentos más graciosos. La lengua, el ingenio, la casualidad... mil factores que propician momentos muy divertidos que es una lástima que no sea capaz de recoger y recordar todos. La mayoría de esos momentos se los llevó el viento pero he sido capaz de recoger alguno y dejar constancia de ellos.

La carne


 Los leones, y otros animales carnívoros, cazan. Las leonas, que son las que se encargan de cazar normalmente, se acercan silenciosamente a su presa, quizá una rica cebra o un delicioso ñu. Cuando cree que está a una distancia suficiente de su presa, y sabe que acabará llenando el buche, echa a correr. Comienza una carrera entre ambos animales y la leona acaba atrapando a su presa.

 Hasta aquí, la historia la conocemos todos, pero para mi Pequeño Cavernícola, los leones y demás animales que cazan, no matan a su presa, simplemente las atrapan y "hacen carne". En la caverna triunfan mucho los documentales de animales y me encanta cuando vemos el momento en que un animal caza a otro y el peque dice "mira papá, ya está haciendo carne".

El que vuela


 Mi hijo ha encontrado el camino del frikismo y, aunque en lo alto del pódium siguen estando los animales, Los Vengadores ya forman parte de nuestros momentos de juego y de dibujo. Jugamos, o juega él solo, a que es cualquiera de Los Vengadores, en casa, en la calle, en el parque... donde sea. Y se los sabe todos, no creas. 

 Tenemos al Capitán América que lanza el escudo, a Thor que tiene un martillo, a Hulk "aplasta", a la viuda negra y el que vuela "Hijo, ¿quién es el que vuela?" "el que tiene luz del sol en las manos" "¿Iron Man?" "Sí, pero es que a mi no me sale, es el que vuela". Pues así sea...

La reunión


 Como todos lo padres, de vez en cuando tenemos reunión en el cole o tutorías. Para nuestro Pequeño Cavernícola no es algo normal así que cuando el otro día le dijimos que íbamos a hablar con su profe nos interrogó.

 - Mañana vamos a ir a hablar con (nombre de la profe: llamémosla Pepita) Pepita.
 - ¿Con Pepita?
 - Sí, tu profe.
 - ¿Y yo?
 - No, tú no.
 - ¿Y qué voy a hacer yo?
 - Tú, jugar con tus compañeros porque iremos en el recreo...
 - ¿Y Pepita no?
 - No, y nos va a contar cosas de clase, a ver cómo vas.
 - Pues a mi eso no me gusta, eh...

 Pues nada, que no le convence qué la profe nos diga qué hace y qué deja de hacer... 

 Seguiremos informando.
Leer Más »

miércoles, 10 de octubre de 2018

[Ocio en familia] Juego de mesa - Robazanahorias


 ¡Hoy toca jugar juntos! Nuestra última adquisición, en el mercadillo de las Ludo Ergo Sum, fue este pequeño juego de Haba, en nuestro caso lo compramos en alemán (KarottenKlau se llama) pero da igual porque las reglas son multi-idioma. Es un juego cooperativo de caja pequeña, o sea que se puede transportar con facilidad.

Pequeña ficha

      
  • Nombre: Robazanahorias (KarottenKlau en alemán).
  • Editorial: Haba
  • Edades: A partir de 4 años
  • Número de jugadores: De 1 a 6
  • Duración: Unos 5 minutillos por partida.
  • Lo puedes comprar en tu tienda habitual o en Amazon.





El juego


 El objetivo del juego es cosechar cuatro de las siete zanahorias antes de que el conejo se coma cuatro de esas siete zanahorias. Para ello tendremos el tablero, que es la propia caja y está compuesto por dos zonas, la superior (o verde claro) para plantar las zanahorias y la inferior (o verde oscuro) para que podamos trasladar las zanahorias que están listas para cosechar, además tendremos el conejo que irá avanzando por las casillas, las zanahorias y un dado, que es el que nos dirá qué debemos hacer.

 El dado es la mecánica principal, ya que según la cara que salga podremos hacer una cosa u otra. A saber, si sale:
  • Zanahoria: Podremos plantar una zanahoria de la reserva en la zona superior (la clara) del tablero. En caso de que no quedaran zanahorias en la reserva podríamos cosechar una de la zona inferior (la oscura).
  • Regadera: Podremos regar nuestras zanahorias plantadas, las de la parte superior. Básicamente cogeremos una zanahoria de dicha zona y la pasaremos a la zona inferior donde, además, el agujero es más pequeño y con lo que la zanahoria quedará menos cubierta (porque está más madura). Si no hubiera zanahorias para bajar hay que tirar de nuevo.
  • Topo jardinero: Tendremos dos opciones: Si aún hay reserva de zanahorias podremos plantar una o regar; si no quedan en la reserva podremos regar o cosechar una zanahoria.
  • Conejo: Avanza el conejo una casilla y ¡comienza la diversión! Si hay alguna zanahoria en dicha casilla se la comerá, sea una o sean dos. Quítalas del tablero y ponlas en la caja, que es la reserva del conejo. ¡Recuerda que con cuatro zanahorias gana él!
  • Doble conejo: Al conejo le entra la prisa y echa a correr comiéndose todo lo que encuentre a su paso. Avanza el conejo dos casillas y se lleva a su reserva lo que hubiera en la primera casilla y en la segunda.
 Y eso es básicamente todo. En nuestra mano está decidir la táctica de ir plantando en las casillas más alejadas de la salida del conejo o, si ya se ha movido, ir plantándolas por detrás. También deberemos decidir si cosechar o plantar cuando podamos hacer ambas cosas. Así hasta que, como he dicho al comienzo, consigamos cosechar cuatro zanahorias o el conejo se coma cuatro zanahorias.

En la foto se ve la caja del juego, las instrucciones y los componentes, el dado, las zanahorias y el conejo.
Los componentes del juego molan :)

Conclusión


 Robazanahorias es un juego pequeño y rápido, es muy transportable y divertido. Nosotros solemos echar varias partidas seguidas y también inventamos reglas alternativas (aunque esto lo hacemos siempre). Los componentes están genial, como suele ocurrir con Haba, tantos las zanahorias como el dado y el conejo son de madera. Y por el precio que tiene es una buena opción para los más peques.
Leer Más »

miércoles, 3 de octubre de 2018

Inventos para padres apurados


 Que los padres vamos apurados no es nada nuevo, apurados en tiempo, en quehaceres, en espacio... Lo del tiempo y los deberes no puedo solucionarlos, eso con el tiempo va pasando, en cambio el espacio es al revés, primero necesitas mucho, luego, cuando quitas cuna (si es que la pusiste), cambiador, trona, etc etc... vuelves a disponer de espacio pero según va el peque creciendo vuelves a perderlo.

 A mi, que no soy muy manitas pero, a veces, sí que soy ingenioso, se me ocurrieron ciertos inventos para ahorrar espacio o, simplemente, reutilizar cosillas que teníamos por casa. Pero no todo son inventos, también puede surgir la necesidad de comprar algún artículo y si encuentras algunos de doble uso mejor, que en lugares pequeños siempre serán bien recibidos.


El invento. El cambiador estantería

 Al principio teníamos un cambiador-bañera pero entre que ocupaba un espacio muy útil y que, según crecía el peque, dejaba de tener utilidad, se me ocurrió tumbar la estantería en el suelo para que en lugar de estar en vertical estuviera en horizontal. Obviamente esto no se puede hacer con todas las estanterías, pero sí con las de cuadrados tan populares que tenemos casi por todas las tiendas y casas.

 Así pues, la estantería tumbada nos proporcionaba una superficie amplia a la altura de la cintura, ideal para vestir o cambiar al peque. Pero no podía tumbarle ahí encima de la madera como si nada, así que me fui a una tienda y compré una colchoneta, juraría que de las que se usan para las mascotas, que se ajustaba, sobresaliendo un poco, al ancho de la estantería. Y así, con una colchoneta sobre una estantería conseguimos un cambiador que ha sido útil hasta hace bien poco, que podríamos seguir usándolo, pero como el peque ya casi se viste solo no tiene sentido seguir ocupando ese espacio de almacenaje.

 Si quieres usar este invento para más peques, también se venden cambiadores portátiles o simplemente acolchados que también se podrían usar (te dejo uno de ejemplo). Recuerda que nunca hay que dejar a los peques solos y sin vigilancia, no se vayan a caer y el susto será muy grande.

Foto del cambiador inventado, una colchoneta sobre una estantería en posición horizontal
La estantería-cambiador en pleno esplendor

Reutilizando. La chichonera

 La chichonera o protector de cuna, ese invento que yo no conocía de su existencia hasta que vi a mi mujer poniéndolo en la cuna y yo preguntando para qué servía eso... Al final no solo tuvo un simple uso, lo acabé reutilizando porque, oye, que algunas cuestan más de lo que podría parecer.

 El caso es que un día la cuna dejó de estar en la habitación, el peque se hacía grande y, tras utilizar las tres fases de la cuna, pusimos una cama en su habitación. Y yo me dije, oye esto lo puedo poner yo aquí, en la pared y así, si se estampa durmiendo contra el odiado gotelé pues tendrá algo blandito y no se hará daño. Así que cogí la grapadora, se puede usar otro método pero ya he dicho que no soy muy manitas, cogí los enganches y los grapé a la pared. Y ahí sigue, haciendo su función a día de hoy.

 De algún golpe le ha salvado, pero del suelo cuando se cayó no le salvó nadie...

Foto de la chichonera "grapada" a la pared
Nada como unas buenas grapas para anclar una chichonera

Doble uso. El purificador-lámpara

 A veces nos venden la moto, o no, vete a saber, como somos novatos nos dicen que si esto que si lo otro y oye "no vaya a ser que..." y te haces con un humidificador heredado de cualquier familiar. Su uso da para lo que da y cierto día, cuando te estas planteando renovarlo, te enteras que existe otro aparato que va mucho mejor, o no, pero "no vaya a ser que...", que se llama purificador. Y oye te pones a mirar y lo encuentras.

 Ante la falta de espacio y por aquello de aprovechar resulta que encontramos unos con luz, la luz además tiene diferentes colores lo que te permite poner luz roja que es menos agresiva por la noche, o una luz azul o verde que te permite ver un poco más pero no molesta, o amarilla y blanca que ilumina lo suficiente. Pues vamos a por ella ¿no? Y ahí tenemos un purificador-lámpara que nos cumple perfectamente con las dos funciones... Si además te cuento que no tocó de gratis en una ruleta de un centro comercial pues la jugada ya es de diez.

Foto del purificador con agua y la luz encendida en rojo.
Una luz roja para hacer invocaciones a Yog Sothoth nunca está de más


Leer Más »

miércoles, 19 de septiembre de 2018

[Ocio en familia] Cine - La nueva generación


 En esta caverna nos gusta mucho el cine, vemos muchas pelis en familia o la misma en bucle una y otra vez, según le pille al Pequeño Cavernícola. A principios de este mes (Septiembre) Netflix estrenó una película de animación llamada "La nueva generación" o "Next Gen" y en casa nos pusimos a verla.

Cartel de la película Pequeña ficha

  • Nombre: La nueva generación (Next Gen)
  • Duración: 105 minutos
  • Género: Animación, Ciencia ficción, Acción
  • Calificación edad: +7
  • Plataforma: Netflix
  • Año: 2018
  • Enlace directo a la peli


La película


 Estamos en un futuro en el que la tecnología está muy presente, hay robots por doquier que hacen multitud de tareas, algunas de ellas muy locas. La película gira en torno a Mai, una chica solitaria y apática, que un día se cruza sin querer con un robot secreto. Ella, que recela de la tecnología, sin querer activa dicho robot, el robot 7723 y con este simple hecho comenzarán las "aventuras". Poco a poco irán forjando una amistad e irán enfrentándose a retos y enemigos varios. Incluso descubrirán que no todo es lo que parece y tendrán que disputar una gran batalla final para salvar a la humanidad, bueno, humanidad quizá sea pasarse, pero sí que será un momento complicado.

Imagen promocional con todos los personajes de la película
Los personajes de la película

Mis impresiones


 La película está cargada de emociones, la mayoría que giran en torno a la memoria, tanto de Mai como de 7723, que tiene que ir gestionando su memoria y su disco duro constantemente, y ese es su fuerte por encima de la acción, el humor o la historia, la cual es previsible durante toda la cinta. Mantiene un fondo crítico con respecto del uso abusivo de la tecnología que siempre es interesante para reflexionar, tanto nosotros como los peques. Según avanzamos en el metraje nos recordará a varias películas como Yo, Robot, Wall-E o Big Hero 6, ya que bebe de ellas.

 Los personajes no tienen mucho trasfondo pero es suficiente, recordemos que estamos ante una película calificada con +7 y no vamos a encontrar una space opera. En cambio, retomando esa calificación de +7 hay momentos duros, como la batalla final que es bastante violenta o como se trata la muerte humana, con bastante banalidad. Eso sí, esa batalla final es una pasada en cuanto a la parte de los robots, ya que toma el espíritu de los mechs para crear un robot que parece salido de Gundam y hacer las delicias de los más frikis (como yo).

 La animación es muy buena y la banda sonora está bien elegida y acompaña perfectamente los humor la soporta el pequeño perro de Mai, un Bulldog francés con un lenguaje muy soez.
momentos dramáticos, de acción, tristes, etc... con diferentes estilos, rock, música lenta... La carga de

Imagen de la película en la que aparece el perro Momo durmiendo y al fondo Mai
Momo durmiendo y cerrando esa boquita

Conclusión


 Sin ser la película de acción definitiva, ni siquiera la película de animación del año, es una peli que se deja ver, es previsible y no aporta nada nuevo al género de la ciencia ficción, sí, pero la animación es buena, los personajes principales, aunque no tienen mucho trasfondo, llegas a comprender sus motivaciones, y la acción, sobretodo en la batalla final, es plausible. Para mi es una peli entretenida, que va de menos a más y brinda bastantes momentos agradables, no es muy larga por lo que es fácil verla en familia en una sentada. El Pequeño Cavernícola ya me ha pedido volver a verla así que ese es un buen indicio para que la peli pase el corte.


Imagen promocional de un robot malo, enfadado, con la cabeza roja
Un robot muy enfadado...

Leer Más »

miércoles, 12 de septiembre de 2018

La burbuja


 El verano, época de reuniones familiares en torno a una barbacoa, de esas en las que te juntas con familia que no ves más que una vez al año pero aún así se sienten con la potestad de opinar acerca de tu crianza, tu familia, tu hijo, tu vida... Ya sabes, el típico "cuñado" que se cree el adalid de la crianza o el puñetero amo directamente.

 En una de estas estábamos un día cuando mi hijo fue el centro de las trastadas por parte de los adultos del lugar, adultos que mi hijo no conoce. Le tiran a la piscina cuando no sabe nadar y está cogiendo confianza nadando solo, ropa puesta incluida, le mojan cuando pasan por su lado, le agarran por detrás sin aviso... Y claro, saltas. Saltas sobretodo porque si el crío está cogiendo confianza con el agua y ya se suelta a nadar él solo es una gran putada que le asusten en la piscina.

 Te enfadas y protestas pero resulta que tú eres el que lo está haciendo mal, que si proteges demasiado al niño, que si se asusta por nada, que si le tienes en una burbuja...

 En una burbuja. Mi hijo lo que es, es cariñoso, noble, agradecido... Mientras el hijo del cuñado se dedica a atormentar a los demás primos y de boca de su padre sale la frasecita: "prefiero que mi hijo sea el matón del cole".

 Así que mi hijo, que vive en una burbuja, se acerca, me da un beso y me dice "te quiero mucho papá", sonrío y le respondo "y yo a tí, hijo". Miro al cuñado y le pregunto, sin decir palabra, "¿cuántas veces te dice tu hijo que te quiere?".

 No hace falta más.
Leer Más »

jueves, 2 de agosto de 2018

Un Julio de Playmobil


 Hola hijo, como ya sabes en la carta de Agosto lo que toca es decirte que acabas de cumplir cuatro años, este mes como además nos vamos de viaje ya mismo me he retrasado un día en escribir la carta. No obstante quizá sea la última, y deje esta sección de un modo privado, tras el verano y las vacaciones tengo que plantear muchas cosas respecto a este blog aunque eso, para ti, es lo de menos :)

 Este año hemos celebrado el cumple el sábado 28, unos días antes de tu cumple, pero como siempre vinieron las primas y los primos pero, además, esta vez vino un amigo del cole. Estuvisteis jugando como locos toda la tarde, comimos, reímos, abrimos regalos y soplamos las velas, además pusimos una piñata (en mis manos) que no se rompió con ninguna cuerda. En definitiva lo pasamos genial.

 Entre los regalos sin duda han abundado los Playmobil, una casa en un árbol, la base de los Cazafantasmas, un playmobil en moto, un submarino, un Drácula y Frankestein que van en un maletín, y dos o tres más que me dejo, pero vamos que tenemos la casa llena de Playmobil. También ha habido más cosas como un puzzle o un camión enorme para la playa, no te creas.


 El resto del mes, como yo he estado de vacaciones media quincena, hemos aprovechado para jugar muchos juegos de mesa en casa ya que me dejaron durante una semana como diez o doce juegos. Algunos no te gustaron y a otros repetimos mucho, jugamos tú y yo y también mamá cuando no estaba trabajando. Hemos ido a la piscina y fuimos al cumple del amigo que vino a tu cumple y que fue en un parque de bolas, no parasteis y lo pasasteis en grande.

 ¡Antes de que se me olvide! Este mes ya has dejado el pañal definitivamente, por el día y por la noche ¡otro pequeño gran logro! Y poco más para este mes, parece poco así escrito pero no hemos parado, muchas noches hemos salido a pasear, al parque o directamente en casa viendo pelis, que te gustan mucho.

 Un beso, hijo. Te quiero.
 Papá.


Leer Más »

miércoles, 25 de julio de 2018

Anecdotario. Frases para el recuerdo.


 Ahora que el Pequeño Cavernícola habla mucho más, vamos que a veces no para, suelta muchas perlas por esa boquita y, casualmente, recordé que yo tenía una sección dedicada a estos momentos graciosos que merecen permanecer en el recuerdo pero que como es tan difícil lo mejor es dejarlos escritos.

El coche roto


 Una tarde íbamos caminando por la calle, jugando subiéndonos por aquí, mojándonos con el agua de una fuente, buscando cigüeñas... Cuando de repente algo llama poderosamente la atención de mi hijo ¿Qué sería?

 Me giro a mirar y veo un descapotable en el semáforo, cuando se pone verde el coche se pone en marcha y se va. Mi Pequeño Cavernícola contrariado me dice:

 - Papá, ese coche está roto ¿a qué sí?
 - Le falta la parte de arriba ¿eh?
 - Síiiii, si llueve se moja.

 Juas. No pude hacer otra cosa más que reír. 


El "algo"


 Otra tarde en casa, sentados en el sofá viendo una peli. Hace calor y quizá apetezca algo fresquito así que le ofrezco a mi hijo varias opciones:

 - Hijo ¿quieres un zumo, un batido, un algo?
 - ¿Algo?.... A mi eso no me gusta.
 - Jajajajaja - meado de la risa hasta la cocina.


Bailando en la calle


 Última anécdota, no menos graciosa que las anteriores. En la plaza vamos a por un helado cuando escuchamos una música y veo a lo lejos a unos chavales bailando breakdance así que me acerco para que el peque les vea bailar.

 Nos acercamos, miramos un rato, nos vamos, compramos los helados y volvemos. Nos sentamos en un banco desde el que vemos a los chicos y mi hijo de repente dice:

 - Papá ¿y estos no tienen casa?

 Jajaja, muerto de la risa. Como nosotros bailamos en casa se pensaría que bailan en la calle porque no tienen casa, o vaya usted a saber...
Leer Más »

jueves, 19 de julio de 2018

Incompatibles con la independencia


 Durante los primeros años de vida de mi Pequeño Cavernícola me di cuenta de que era muy difícil encontrar un cambiador que yo pudiera utilizar sin invadir los servicios destinados a las mujeres, a veces ni siquiera había cambiadores. Los padres también cambiamos pañales, quizá seamos pocos o quizá seamos muchos, yo lo he visto siempre como algo normal pero la realidad es que me costaba encontrar un cambiador en "mis" servicios.

 Desde que el peque dejó de usar pañal esto dejó de ser un problema, obviamente no se ha arreglado el problema de los cambiadores de un día para otro y otros compañeros cogieron el testigo y siguieron con la lucha por los cambiadores. En cambio, últimamente, me he dado cuenta de una cosa.

 Mi hijo, que es ya muy independiente, quiere ir a hacer pis él solo pero le resulta muy complicado. Primero es que los retretes por lo general son altos, esto no es demasiado problema si podemos ayudarle a ponerse de pie sobre la taza y sujetándole para que haga pis, pero si quiere ir él solo lo tiene difícil. Los urinarios, los de pared, igual, todos altos, ahí ni siquiera hemos llegado a pensarlo porque son altos hasta para mi...

 Lo peor llega a la hora de lavarse las manos, y es que los lavabos están a alturas imposibles para ellos. Entiendo que bares u otros comercios no adapten sus servicios porque a lo mejor solo tienen un lavabo o un retrete pero, en centros comerciales que tienen mogollón, no estaría mal que hubiera al menos uno, a una distancia adaptada, para los peques.

 No hablemos ya de los malabares que hay que hacer para poder lavar las manos a nuestros hijos en los lavabos de diseño, con formas raras, muy alargados o yoquesé que modernidades.

 Como curiosidad, aquí, en Alcalá de Henares, hay un centro comercial que tenía un urinario bajito y tras reformar todo el centro comercial lo han eliminado y, para más inri, no han puesto cambiadores en los servicios, sólo uno en una sala de lactancia :(
Leer Más »

lunes, 16 de julio de 2018

[Ocio en familia] Cinco juegos de mesa no infantiles para jugar con niños


 Hoy en día hay muchos juegos para niños y editoriales especializadas en este tipo de juegos infantiles así que ¿por qué jugar a juegos no infantiles cuando los hay destinados para ellos? No se, quizá para ir un paso más allá, pasar al siguiente nivel o porque te apetezca salirte del molde y con ello sacar a tus hijos de ese molde. Así que hoy traigo cinco juegos de mesa no infantiles que puedes jugar con tus hijos y/u otros niños tranquilamente, no críos de todas las edades pero sí un amplio margen, además para no complicar el asunto voy a elegir cinco juegos que puedes encontrar en Amazon.


PitchCar

 Aunque en la caja pone 6+ años creo que con cinco ya se puede jugar, además es un juego de habilidad con una curva de aprendizaje sencilla. PitchCar es el juego de las chapas llevado a juego de mesa y en madera, simplemente consiste en desplazar las fichas de madera que representan coches y echar una carrera. Reglas simples aunque siempre puedes jugar libremente sin reglas o con reglas "de la casa", para mi es un must y por experiencia a los niños les encanta y a los mayores mucho más ya que recuerdan su infancia, lo único que tienes que asegurarte de que tienes espacio para montar la pista.



Piko Piko

 En este juego pone 8+ pero creo (y la comunidad de la BGG también lo cree) que a partir de 6 se puede jugar. Las reglas son simples, se trata de tirar dados y recolectar fichas de gusanos, puedes robar y puedes ser robado. Es muy divertido, es corto, es transportable... vamos que lo tiene todo. A los niños les gusta porque se tiran bastantes dados y hay que elegir que es mejor si arriesgar para obtener una mayor cantidad de gusanos o ser más prudente e ir poco a poco con lo cual se ejercita la toma de decisiones, la tolerancia a la frustación ya que es un juego competitivo y además se practica el cálculo de una manera divertida, a los mayores les gusta ¡por lo mismo!

 


Survive: Escape from Atlantis

 Un juego a partir de los 8 años aunque simplificando reglas se puede jugar con algo menos, quizá 6 aproximadamente. En Survive hay que escapar de una isla que se hunde, para escapar tienes barcas aunque también se puede huir a nado, eso sí hay tiburones, ballenas y otras bestias que harán la huida algo complicada. Es un juego competitivo en el que se puede trabajar la frustración, la toma de decisiones, el conteo... como he dicho antes se puede modificar y hacerlo cooperativo, jugando a salvar meeples. Es un juego divertido y vistoso y por eso gusta a peques y mayores.



De mudanzas

 Este es para edades de 10 en adelante aunque yo creo que desde los 6-7 ya se puede jugar teniendo en cuenta que admite un modo libre o adaptado. En De Mudanzas hay que llenar camiones de mudanzas de diferentes capacidades con fichas de madera de diferentes tamaños e intentar ser lo más efectivo posible para que no sobren ni huecos ni fichas. Con este juego ejercitamos la visión 3D, la rapidez visual y mental, la destreza y el cálculo. A los peques les gusta porque es un reto llenar el camión, al principio se puede adaptar a jugar sin puntos negativos o a simplemente colocar los cubos y poco a poco ir introduciendo más reglas, a los mayores nos gusta porque ¡es un tetris en tres dimensiones!



Niágara

 Juego para 8 o más años (aquí sí coincido aunque ya sabes que cada niño tiene su ritmo) en el que hay que navegar por un río en busca de gemas. Niágara es un juego de gestión de mano, ya que tienes que decidir entre las cartas que tienes cual vas a usar para avanzar o retroceder por el río, recoger gemas o mover el río, en el que el objetivo es recolectar un número de gemas por medio de las dos canoas que tendrás. Es un juego muy vistoso, con algo de puteo ya que puedes robar o ser robado, e incluso puedes perder canoas por el movimiento del río, por lo que pondremos en práctica la tolerancia a perder o a sufrir efectos negativos, además también se practica la toma de decisiones y la visión espacial. A los peques les gusta porque es vistoso y divertido, es adaptable a reglas más light, a los mayores nos gusta porque a pesar de que puedes planificar tu jugada mucho nunca sabes lo que puede pasar si se mueve el río o si alguien te roba.




 En definitiva esto son solo cinco ejemplos pero hay muchos juegos más a parte de los infantiles que se pueden jugar con niños, lo importante de todo esto es frikerizarlos, compartir momentos con ellos y trabajar cualidades jugando.


 Esta entrada fue publicada originalmente en BlogDads pero ante su desaparición la rescato para el blog.
Leer Más »

miércoles, 11 de julio de 2018

Qué decir a quien acaba de perder un hijo


 Allá va, tengo la respuesta a esta pregunta y ¿por qué? pues porque lo he vivido dos veces, ambas durante el embarazo y cada una en diferentes etapas del mismo.

Muy poca gente se puede poner en el lugar de las personas que acaban de pasar por esta desgracia y, casi siempre, se intenta minimizar el dolor e intentar consolar con desafortunadas frases que si las dijera un niño se las podrías perdonar o comprender, pero viniendo de adultos demuestra una falta de empatía total.

 Nada va a consolar este hecho. Nada. Es un momento difícil y muy duro. Da igual si tienes más hijos, si era antes o después de tal semana, si al menos sabes que puedes tener más, si a tu prima le ha pasado lo mismo, si apenas lo has notado. Da igual, en serio, guárdatelo porque lo vas empeorar, a parte de generar dolor vas a crear un enfado y malestar que no se necesita.

 Todo es tan simple como decir un escueto "lo siento".

 Ya está.

 No hace falta más, en serio.

 No obstante, si aún así sientes que necesitas decir algo más, o hacer algo por esa persona que tienes enfrente, porque tienes una relación afectiva más allá de un conocido, ya sea familiar o amigo o por lo que sea, y si crees que realmente vas a hacerlo, le puedes decir un "si necesitas algo, dímelo".

 Y para terminar, otro comodín, ofrece tu hombro y/o da un abrazo a esa persona. Quizá no le apetezca hablar, quizá no le apetezca estar acompañado o quizá se derrumbe en ese momento sobre tu hombro.

 Comprensión, empatía y ayuda es todo lo que hace falta en esos momentos no consuelos o frases llenas de aire.

 Esta entrada fue publicada originalmente en BlogDads pero ante su desaparición la rescato para el blog.
Leer Más »

lunes, 9 de julio de 2018

No, la negación como forma de vida


 No.

 ¿Te has parado a pensar la cantidad de veces que llegas a decir esa palabra? ¿O la cantidad de veces que la escuchas? Tenemos la negación como forma de vida, sales a la calle y no faltan carteles de prohibido tal o cual, necesitamos saber qué es lo que no podemos hacer, necesitamos que nos prohiban las cosas porque así nunca llegaremos a romper las reglas, a experimentar, a salirnos del molde, quizá en otros ámbitos nunca lleguemos a destacar o a explotar ciertas cualidades o habilidades.
Leer Más »

jueves, 5 de julio de 2018

#ElClubDeLosCinco en Julio


 Última entrada de esta sección, primero porque en Agosto cierro por vacaciones y quizá porque desaparezca definitivamente por mi parte ya que me gustaría sacar un proyecto en el que trataría estos temas y otros. En definitiva que es un carrusel que, aunque lo creo yo, puede seguir vivo en vuestros blogs ;)

 Vamos al lío con las últimas recomendaciones de cara al veranito.


  • Serie. Unsolved.
 Desde que escuché hablar de ella estaba esperándola con ganas y ahora que Netflix la ha traído no he podido resistirme a devorarla. En esta serie de USA Network repasamos las investigaciones acerca de los asesinatos de Notorious Big y Tupac, dos grandes personajes de USA e iconos del rap. Es una serie de 10 episodios de unos 45 minutos con unas interpretaciones y parecidos brutales, por momentos te parece estar viendo al auténtico Tupac.

  • Lectura. El cerebro del niño.
 Tras estar informándome y leyendo sobre disciplina positiva y crianza respetuosa me apetecía comprender como funciona el cerebro y este libro lo hace muy bien, de forma fácil y amena, con dibujos y ejemplos. Todo un mundo por descubrir aunque cambiar el chip sea lo más difícil de todo si entendemos como funciona el cerebro quizá sea un poquito más fácil.

  • Descubrimiento. Dommuss.
 Dommuss es una App que nos ayudará a organizar nuestro día a día familiar. Una de sus funciones es el calendario donde cada miembro de la familia puede ir apuntando sus quehaceres y se actualizará en tiempo real en las apps de los demás miembros de la familia, así siempre recordarás quién hace qué ese día que estas pensando si puedes quedar. También tiene una opción para crear la lista de la compra que igualmente se actualiza en tiempo real, puedes hacer un menú semanal, lista de tareas, notas, contactos y fotos. Muy útil, nosotros sobretodo usamos las dos primeras funciones.

  • Trailer. La bruma.
 Julio no suele ser un mes con estrenos importantes, toca cine de acción y palomitero. Me ha sido difícil elegir un estreno que me llame la atención pero me he decantado por esta peli francesa que seguramente sea un bluff pero ¿quién sabe?



  • Frase. Notorious BIG.
 "No podemos cambiar el Mundo si no cambiamos nosotros primero."


Obtén el código html
Leer Más »

lunes, 2 de julio de 2018

Junio en forma de fruta.


 Hola hijo, ¡ya hemos terminado el cole! Tu primer año de cole, al final ha resultado ser un acierto el cole y estamos muy contentos. Al principio te costó arrancar, como ya te escribiría en cartas anteriores, sobretodo te costaba relacionarte y hablar pero con la ayuda de la profe y demás personal del cole has ido progresando poco a poco y eres muy independiente y capaz de todo. Has hecho amigos y os lleváis muy bien en clase todos.

 En el comedor has dado un salto de gigante en cuanto a logros, prácticamente ya sabes comer de todo tú solito y, además, ¡te encanta la fruta! Esta última semana, tu primera de vacaciones, hemos tenido que comprar un montón de fruta para que puedas devorarla, lo que más te gusta: los plátanos y las fresas, pero también has comido mandarinas, manzanas, cerezas y peras. Me encanta lo de los plátanos porque los llamas "bananas" y me hace mucha gracia :)


 Este mes fuisteis de excursión a la granja-escuela y os lo pasasteis genial, como no podía ser de otra manera. Montaste en burro, en pony, en caballo, viste un montón de animales y tocaste otros tantos, llegasteis agotados tras tan intenso día. Aunque a decir verdad raro es el día que no acabas agotado... se nota que vives los días con intensidad. Para finalizar con el cole, el último finde del curso fuimos a la fiesta del cole donde había castillos hinchables, música, pintacaras y otras actividades chulas, echamos la mañana allí y lo pasaste genial con los amigos.

  Hemos hecho muchas cosas este mes, un sábado nos fuimos tú y yo a una fiesta de videojuegos y videoconsolas retro y te echaste tu primera partida, fue a un juego de la Nintendo Game Cube, una consola que yo nunca tuve, el juego era un Mario Kart. Luego fuimos a un mercado Bizarro donde había mogollón de cosas chulas y animales, como por ejemplo, camellos. Otro día pasamos por un teatro infantil y te metiste a actuar, aunque luego en la función te dispersaste y te pusiste a tu rollo más que otra cosa...



 Y por hacer resumen, hemos estado en el parque, hemos estado en la boda de los tíos, fuimos a la feria de Torrejón y no paraste de montar en atracciones con mamá y con la yaya, hemos hecho manualidades con cartón, con cartulinas, con plastilina, hemos pintado, dibujado y coloreado, hemos jugado a algún juego de mesa y hemos leído cuentos, pero sobretodo sobretodo, hemos jugado con los animales y los playmobil.

 ¡Ah! También hemos estrenado la piscina y ya no te acuerdas de nada del año pasado, otra vez a empezar a perder el miedo y todo, a ver si este año te podemos apuntar a natación por fin, aunque de momento en el polideportivo del barrio nos fue imposible.

 Bueno hijo, seguro que me dejo algo pero no será muy importante.
 Te quiero mucho.
 Papá.
Leer Más »

martes, 12 de junio de 2018

Comiendo huevos. El jugón frustrado.


 Aquí estoy, de nuevo retomando la sección, me propuse una entrada al mes pero la verdad que tampoco recuerdo excesivas cosas que haya dicho y haya hecho lo contrario, a parte de las ya contadas. No obstante, pensando, he dado con esta pequeña anécdota que, como diría K, da para post.

 El caso es que yo siempre decía que a medida que el peque fuera creciendo íbamos a jugar a juegos de mesa, ya soñaba con echar miles de partidas a juegos infantiles sin salsa pero que nos regalarían muchos momentos divertidos y recuerdos felices. Imaginaba el día de mañana a mi pequeño jugón en potencia dominando el mundo a base de colocar trabajadores. Ahí estaba yo comprando algunos juegos, reservando otros "para cuando sea más mayor"... Pobre iluso.

 Llegó el día de sacar algún juego, rondando los tres años, si no los tenía ya, allá fui con "El Frutalito" (ya hablaré en la sección Ocio en familia del juego) y nos pusimos a jugar "¡Vaya! parece que le gusta". Y sí, echamos varias partidas, con sus reglas porque aún era pequeño, nos divertimos, echamos un buen rato y pensé "se lo voy a dejar a la vista a ver si así lo ve y lo pide..." Pero no.

 Apenas lo ha pedido, sí que ha tenido alguna racha de querer jugar, aunque jugaba más a dar la vuelta a las losetas y no sacar los cuervos, o a sacarlos, o a esconder las cerezas y buscarlas con alguno de sus animales, o jugar a avanzar el cuervo... A mi me valía, al fin y al cabo estábamos jugando y estaba creando "su juego", eso es bueno. Pero nada, ahí quedó en el olvido.

 Seguí intentándolo con el Rhino Hero, y nada, el Derriba el pingüino, sí, jugamos algo más pero tampoco suele pedirlo él, ni cogerlo ahora que lo tiene más a mano...

 No obstante, yo sigo comprando, sacando algún juego de vez en cuando, por si acaso un día le da la vena y quiere jugar. De momento somos felices jugando con los 1000 animales que tiene en casa. De momento soy un papá jugón frustrado.
Leer Más »

martes, 5 de junio de 2018

#ElClubDeLosCinco en Junio


 Nuevo mes, nuevas recomendaciones. Ya queda poco para el parón veraniego así que vamos al lío.


  • Serie. Cobra Kai.
 De la mano de YouTube Red, el nuevo servicio streaming de YouTube (aunque aquí, en España, aún no ha desembarcado), nos llega Cobra Kai, la serie en la que nos cuentan como les va la vida a Daniel LaRusso y a Jhonny Lawrence. ¿Te suenan los nombres de algo? Pues eran los que llegaron a la final de karate en la peli Karate Kid, el famoso chaval que hacía la grulla y el rubito chulito. Podría decirse que es una comedia dramática con bastantes guiños (e imágenes) a la peli original pero tiene otras cosas, como, y no podía ser de otra forma el karate. De momento solo se puede ver en V.O. con subs, en YouTube tienes gratis los dos primeros y los demás pagando.

  • Lectura. Spider-Man: Bajo la máscara.
 Hace poco que descubrí el blog de Julian M. Clemente, editor Marvel en España y un referente para los frikis del cómic, en el que cuelga los escritos que aparecen en los cómics o tomos que se editan o se editaron alguna vez. Hay mucha información y cada día sube un texto, algunos más extensos y otros más cortos, no los leo todos porque alguno no me interesa demasiado pero es genial para mantenerse, un poco, al día de lo que va ocurriendo. Visita el blog Bajo la máscara.

  • Descubrimiento. BoardGameMarket.
 Con un funcionamiento similar al de Wallapop, BoardGameMarket es una app de "mercadillo" para vender y comprar juegos de mesa. Por lo general hay cosas a buen precio y, de momento, buena gente para llegar a acuerdos o tratos fácilmente. Gracias a la app me he quitado morralla que tenía desde hace tiempo por casa.

  • Trailer. Salyut-7, héroes en el espacio.
 Ya llega el verano y se nota en la cartelera, hay mogollón de pelis por llegar a partir de este mes, aunque no muchas me parezcan atractivas a priori, pero habiendo una del espacio y basada en hechos reales pues se lleva el premio.


  • Frase. Dalai Lama.
 "Si vinieran visitantes de otras galaxias sin duda serían como nosotros"


¡Obtén el código html!
Leer Más »

jueves, 31 de mayo de 2018

Mayo agotado


 Hola hijo, este mes de Mayo ha sido durillo, llevamos unos cuantos meses de cambios en nuestros horarios pero ya, a partir del mes que viene, por fin vamos a estabilizar los horarios. Si el mes pasado comenzaste a ir al comedor para poder recogerte a la salida en este mes hemos tenido que llevarte quince días al desayuno, una hora antes, porque nos era imposible cuadrar los horarios. Y estos días has acabado agotado.

 Lo bueno y divertido es que has estado yendo a casa de la prima y jugar allí con ella y su perrito para que luego fuerais juntos al cole, suerte que la prima va contigo al mismo cole, si no lo hubiéramos tenido complicado. Lo malo es que, claro, tenías que madrugar mucho y por la tarde pegabas cabezadas a la mínima relajación.

 Este mes en el cole habéis hecho una excursión a un parque cerca del cole a descubrir la primavera, las flores, las plantas... y bueno, a jugar por allí. Os lo pasasteis genial y en las fotos se te veía muy contento. El tiempo ha sido muy inestable este mes así que algunos días hemos ido al parque y otros días nos hemos tenido que buscar planes "a cubierto". Hemos ido a casa de las diferentes primas para que jugarais, de las abuelas o al parque de bolas. Vamos que te lo has pasado genial.

 A mitad de mes una de las primas hizo la comunión y no paraste de jugar con todos los primos en todo el día. Os lleváis muy bien los de vuestra edad, y os dais muchos besos y abrazos, aunque, como es normal, tengáis algún momento de tensión por algún juego o juguete. Te pusiste ropa chula y estabas muy guapo, con mucho estilo.


 Por otra parte en el cole un compañero te pilló el dedo con la puerta del comedor y te hizo mucho daño y mucha sangre, por la tarde y al día siguiente fuimos al médico a que te vieran y te cambiaran la venda e hicieran curas. Te portaste fenomenal, la verdad que no te dan miedo los médicos, vamos, como yo que siempre me ofrecía voluntario a la hora de sacarse sangre o algo en el cole. Ya tienes la herida cerrada y la uña ahí va, poniéndose blanca y morada, supongo que hasta que se caiga y te salga la nueva faltará mucho tiempo.

 Seguramente no te deje ninguna marca pero a papá un día, en un trabajo que tuve, me pilló el dedo una máquina y me hizo una herida importante, por suerte nada grave, pero daba mucho miedo. Tras un montón de puntos y más de un mes después ya tenía el dedo bastante bien, pasó mucho tiempo hasta que salió una uña de nuevo pero bueno, al menos lo podía usar.

 Creo que no me dejo nada, debería ir apuntando cosas según pasan en algún sitio porque luego cuando vengo aquí, a escribirte, no me acuerdo de todo.

 Bueno, te quiero hijo. Un beso.
 Papá.


Leer Más »

lunes, 28 de mayo de 2018

[Ocio en familia] Juegos de mesa - Derriba el pingüino


 Si me sigues por las redes sociales sabrás que soy muy aficionado a los juegos de mesa, y si no ya te lo acabo de decir ;) , por lo tanto entre mis prioridades está el introducir a mi Pequeño Cavernícola en el hobby. Teniendo en cuenta que pueden no gustarle yo se los ofrezco como opción, de momento no le llaman mucho la atención pero no hay que dejar de intentarlo cada cierto tiempo.

Derriba el pingüino

Imagen de la caja del juego.
 Derriba el pingüino es un juego de mesa de la editorial XTurnos y se puede encontrar en alguna juguetería a un precio irrisorio (entre 4€ y 6€) o en Amazon algo más caro (aunque tampoco mucho). La edad orientativa es entre 3 y 9 años y es para 2 jugadores, la duración es corta XD

 Lo primero que hacemos será colocar todas las losetas que formarán el suelo sobre el que se colocará el pingüino y el cual deberemos ir derribando. A continuación cogeremos nuestros martillos, colocaremos el pingüino y una vez cada uno tendremos que girar la ruleta la cual tiene cuatro opciones: golpear una loseta oscura, golpear una loseta clara, golpear una oscura o una clara a nuestra elección o perder el turno.

 Lo divertido, aunque también complicado, está en ir derribando las losetas ya que están compactadas entre ellas y sostenidas en el aire, de tal modo que al golpearlas caen sobre la mesa (o suelo, o donde juegues). Así que quizá golpees una loseta y caiga más de una o, en el peor de los casos, derribes el pingüino y perderás la partida y, entonces, terminará el juego.

 En definitiva es un juego muy divertido, tanto para los peques como para nosotros jugando con ellos, nosotros de momento hemos jugado sin la ruleta y con el paso del tiempo iremos metiéndola, también es cierto que nos divertimos mucho derribando al pingüino y montando el tablero. El juego da para echarse unas cuantas partidas seguidas y pasar un buen rato, no obstante, por el precio que tiene siempre será una buena inversión, además los componentes están muy bien, yo diría que son más caros que el juego.


Leer Más »

lunes, 21 de mayo de 2018

Rebeldía de trapo


 Los niños crecen, se hacen mayores, aprenden y buscan los límites para saber hasta donde pueden llegar y qué cosas se pueden hacer o no, es una parte fundamental del desarrollo y, probablemente, el cómo se resuelvan esos momentos les marcará en el futuro.

 En la caverna tenemos varios conflictos últimamente, no son constantes si no que pueden pasar algún día, seguramente por el cansancio, lo que le haya ido pasando durante el día en el cole, en el parque, etc... Así pues, la hora de llegar del cole y cambiarse el uniforme o la hora de recoger los juguetes o, quizá, la hora de cenar, entre oros momentos, pueden suponer un pequeño momento de rebeldía.

 Ahora que entendemos un poco más de la disciplina positiva, tratamos estos conflictos de otro modo, esperamos a calmarnos e intentamos resolver el problema buscando una solución entre todos, no siempre da resultado y no siempre lo dará pero es una forma de que el Pequeño Cavernícola se sienta parte activa de la solución y entienda los problemas y sus consecuencias. Un castigo no sirve a largo plazo, solo aplaza un conflicto en el momento, y además nunca hemos creído en ellos, en cambio entender las consecuencias de tus actos, siempre que sean respetuosas, sí será beneficioso.

 Así pues tuvimos una racha de decir alguna palabra fea a todo el mundo, aunque fuera alguien que se cruzara por la calle. Eso no podía ser y buscamos un método de solucionarlo, fácil: no decir las palabras en cuestión. Como consecuencia, si se decía alguna de éstas palabras, quedamos en guardar un objeto personal de la persona que lo dijera en un sitio predeterminado durante un par de días hasta volver a tenerlo disponible. Y por ese sitio pasaron juguetes, alguna cosa de este que escribe y alguna de la Mamá Moderna porque las reglas son para todos.

 ¿Funcionó? En dos días problema resuelto. De esto ha pasado ya tiempo, apenas dice ninguna palabra, de vez en cuando se le escapa y simplemente recordamos que eso no se dice y punto. De momento nos ha funcionado pero esto no es la panacea, cualquier día podemos volver al principio y tener que volver a resolver el problema.

 Lo mejor de todo es que últimamente nos derretimos de amor tanto la Mamá Moderna como yo porque el peque nos da muchos besos, nos dice "te quiero" o "te quiero mucho" y esa es la mejor recompensa. Puede estar relacionado o quizá no tenga nada que ver, pero creemos que sí, nos esforzamos en cambiar nuestra mentalidad para tenerle en cuenta y que se sienta partícipe de lo que pueda, le decimos más te quieros que nunca aunque más besos es imposible.

 No obstante siempre hay días en los que la cagas y crees que les vas a marcar negativamente, infundado en tus experiencias personales. Y es que un día de estos tontos, que el día se te ha hecho largo, el peque se rebela a última hora y le da por meterte un dedo en un ojo, en la nariz, tirarte de una oreja... y le sigues el juego y al final, sin darte cuenta, él acaba llorando por un juego en el que lo mejor hubiera sido retirarse a tiempo.

 El remordimiento durante toda la noche, el día siguiente en el trabajo, las horas y minutos pensando que me lo tendría en cuenta... Hasta que me dijo: "te quiero papá", al día siguiente por la tarde.

 El amor llegó a nuestra casa con lengua de trapo, y esperamos que se quede por mucho tiempo.
Leer Más »
Theme designed by Feeric Studios. Copyright © 2013. Powered by Blogger
Ir Arriba