lunes, 20 de noviembre de 2017

Roto


 Al final el mayor de mis miedos, de nuestros miedos, se cumplió. Nuestras ilusiones se fueron al traste cuando aquella mañana en la consulta de ginecología rutinaria nos dijeron que no encontraban el latido del corazón de nuestro hijo y más tarde cuando nos confirmaron que el corazón había dejado de latir aproximadamente una semana antes de aquel día.

 Y nuestros corazones dejaron de latir con él.

 He tenido que dejar pasar muchos días para escribir esta entrada porque ha sido una experiencia muy dura, la más difícil a la que nos hemos enfrentado y aún así cuesta mucho, no se que saldrá pero de alguna manera tengo que soltarlo. Han sido días complicados, días de darle vueltas al coco, comerse la cabeza, sacar fuerzas de donde no las hay para seguir adelante y dejar escapar las lágrimas a solas porque aunque estas cosas hay que pasarlas juntos, en pareja, uno de los dos es el que tiene que tirar del carro para que la cosa vuelva a remontar.

 Aún así no puedo evitar hacerme las mismas preguntas una y otra vez ¿por qué? ¿por qué el destino es tan cruel que tiene que hacer que nuestro primer parto vaginal tenga que ser el de un hijo muerto? Puede sonar brusco pero mucha gente no se pone en situación si dices que has tenido un aborto o que has perdido al bebé, no, nosotros tuvimos que estar dos días en el hospital dilatando hasta que finalmente el día 1 de Noviembre a las 3:15 de la madrugada dio a luz.

 Nuestra primera vez. Así.

 A mi se me cae el mundo encima porque no me puedo ni imaginar lo que tiene que pasar una mujer ante una situación así.

 A la mañana siguiente nos mandan a casa, por una parte es un alivio abandonar el hospital y poder empezar a asumir y afrontar todo lo que había pasado pero por otra una tortura porque los ratos que estas solo se hacen muy duros. Es en estos momentos cuando uno se da cuenta de que tiene muchos amigos pero ninguno puede hacerse una mínima idea de lo que es porque ninguno esta cerca de ser padre y te dicen lo que se suele decir en estas ocasiones. No les culpas, qué sabrán ellos, qué creerán que ha sido esto...

 En cambio hay otras personas que te hacen tanto daño sin pensarlo, madres, padres, que no lo hacen aposta pero intentan consolar sin darse cuenta de sus palabras y es que por muy jóvenes que seamos no nos duele menos, que por tener ya un hijo nos podemos sentir aliviados, que por poder tener más lo vamos a sufrir menos... Tampoco les culpo, quizá yo hubiera dicho lo mismo hasta ahora que lo he vivido y puedo ponerme en la piel de quien lo pasa.

 Sin duda gracias al Pequeño Cavernícola sacamos fuerzas de donde no las hay, es nuestra terapia, la mejor terapia. Sus sonrisas, sus juegos, sus avances, sus besos, sus abrazos. Él no se ha enterado de nada gracias a la ayuda de la abuela, algún día se lo contaremos porque nuestro hijo, su hermano, siempre estará en nuestro recuerdo.

44 comentarios:

  1. Lo siento... de verdad, lo siento mucho. No puedo ni imaginarlo como bien dices, por lo que me quedo sin palabras y sólo les envío un fuerte, fuerte abrazo... de ♥.

    ResponderEliminar
  2. Tranquilo; cada uno lo hemos contado y lo hemos escrito cuando nos hemos visto en el momento para hacerlo. Abrazo eterno, bro'... O más. Ya sabes.

    ResponderEliminar
  3. Lo siento tanto... :'( Y no sabía ni qué hacer. No puedo imaginar algo tan duro. Ya te lo dije. No hay palabras. No se puede dulcificar. Ha pasado y os ha pasado a vosotros. Lo siento mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por estar ahí aunque haya sido virtualmente.

      Eliminar
  4. Es tan difícil decir algo. Me gustaría de verdad poder daros un abrazo real y no desde la distancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, aunque sea en la distancia se agradece.

      Eliminar
  5. Ante situaciones como éstas no hay palabras, y si las hay no son las adecuadas. Un fuerte abrazo a los dos. La vida es muy puta a veces.

    ResponderEliminar
  6. Lo siento muchísimo... un abrazo para los tres...

    ResponderEliminar
  7. Un fuerte abrazo, amigo. No hay palabras que mitiguen el dolor de este proceso, pero aquí estamos para escucharos y apoyaros. Y como dices, la mejor terapia, el pequeño Cavernícola. :D

    ResponderEliminar
  8. Por experiencia te digo que al final todo queda como un regusto amargo... el tiempo lo cura casi todo. Pero hay que pasarlo, y cada uno lo hace como mejor puede, así que ánimos y p'alante!

    ResponderEliminar
  9. Lo siento mucho, si te soy sincera no tengo palabras!! Un abrazo muy fuerte!!

    ResponderEliminar
  10. Lo siento mucho! Oa mando una gran abrazo!!! Tengo un grupo de apoyo al duelo gestacional, en facebook, si os apetece, te puedo pasar el enlace. Animo familia!!!

    ResponderEliminar
  11. Mira te dejo el enlace por si os apetece pasaros, hablar sobre ello, lo que necesiteis. Si puedo ayudaros en algo, aquí estoy.

    https://m.facebook.com/groups/168576467062351

    Tenemos un papá tambien en el grupo.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. :_(.

    Lo siento mucho. Pasé por ello. Mi Mozo se hizo el fuerte (o no, o vaya usted a saber) y casi acabo con todo. Llora con la Mamá Moderna. No es el momento de tirar de ningún carro.

    Para lo que necesites :(.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Hobbita, no se, aunque luchemos contra los estereotipos de tener que ser los fuertes hay situaciones en las que lo hacemos inconscientemente, pero juntos lo estamos pasando eso sí.

      Eliminar
  13. Lo siento muchísimo Raúl, eres un tío tan vivaz y tan alegre que duele ver cómo lo pasas. Nadie salvo quién lo sufre sabe realmente cómo es eso. Un abrazo enorme, casi casi tan grande como tú.

    ResponderEliminar
  14. Madre mía, no me puedo imaginar o duro que debe haber sido. Suerte que tenéis al pequeño cavernícola para sacaros una sonrisa cuando más falta hace.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, si no estuviera él sería mucho más duro. Un saludo.

      Eliminar
  15. Solo puedo enviaros un fuerte abrazo para los tres, las palabras no valen de nada en esta situación.

    ResponderEliminar
  16. Solo puedo enviaros un abrazo. Sé lo duro que es por experiencia propia.

    ResponderEliminar
  17. Ante estas situaciones lo mejor escuchar y abrazar, pero siento que sea desde la distancia.
    Ánimo familia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miren aunque sea en la distancia se agradecen las buenas palabras.

      Eliminar
  18. Nadie debería pasar por estas cosas, cada un@ lo vive de distinta manera... Pero tod@s necesitamos pasar nuestro duelo. Muchos abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, debería haber alguna forma para no pasar por ese momento pero bueno de momento es lo que hay y lo que nos ha tocado. Gracias por estar ahí Iván.

      Eliminar
  19. No hay nada que se pueda decir en estos casos para reconfortaros. Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Lo siento muchísimo. Mi hermana pasó por lo mismo dos veces hasta que ha conseguido a Alejandro, el niño adorado. Sus hermanos estrella también tiene sus nombres y les recordamos igual que a mis abuelos o mi padre. Es una situación traumática, terrible. No sé que decirte. Lo siento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, claro nosotros ya le habíamos puesto nombre antes de que pasara así que siempre lo recordaremos por ese nombre. Situaciones terribles que ojalá no sucedieran :(

      Eliminar
  21. Lo siento, lo siento en alma. Noticias de este tipo me parten el corazón.
    No tengo palabras.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar

Theme designed by Feeric Studios. Copyright © 2013. Powered by Blogger
Ir Arriba