lunes, 18 de septiembre de 2017

Anecdotario. Más anécdotas, más graciosas.


LA PIZZA


 Hace ya unos meses íbamos a dormir en casa de la yaya y para cenar no había nada así que decidí ir a comprar una pizza de esas congeladas. Y allí que fuimos el peque y yo al súper a comprarla. Me acerco a la zona de congelados, cojo la pizza y en cuanto el Pequeño Cavernícola la ve dice "pizza, pizza, mmmm". De ahí hasta casa de la yaya fue todo el camino llevando la pizza, enseñándosela a conocidos y desconocidos o diciendo "pizza pizza" por el camino.

 Así que no tuve más remedio que compartir mi pizza muy a mi pesar XD, eso sí, hicimos una cena de lo más divertida y creamos un equipo perfecto ya que yo no me como los bordes como norma general, los dejo en el plato, pero mi hijo allá iba lanzado a cogerlos como si yo no me enterara y devorarlos.

 Vamos que a día de hoy le encanta la pizza y cuando nos ve comer pizza no puede resistirse y pedir, ya se come más que los bordes, se come porciones enteras así que me toca comprar pizzas de más para cuando quiera cenarme una para mi solo.


NOMBRES


 A lo largo del último año el Pequeño Cavernícola se ha ido aprendiendo los nombres de los familiares cercanos, empezó por mamá, luego las yayas, etcétera... Desde entonces cada vez que llama o menciona a dicho familiar además del parentesco dice seguidamente su nombre, vamos que así no quedan dudas de a quién se refiere... bueno, aunque lo hace en su idioma y no todo el mundo le entiende.

 Quizá ya sepas que me llamo Raúl (y si no ya te lo he dicho) así que pondré el ejemplo de cómo me llama a mí. Antiguamente era papá pero desde aproximadamente la Semana Santa que se aprendió mi nombre he pasado a ser "papa yayu", y yo tan contento aunque intento corregirle para que diga el nombre bien no deja de hacerme gracia.


ANIMALES

 Si algo le fascina a mi peque son los animales, se los sabe casi todos, como se llaman, como se desplazan, qué sonido emiten, si viven en la granja, en el zoo, en el mar y demás, etc... ¿Qué vamos a comer a algún lado? Allá que vamos con los animales a cuestas. ¿Qué nos vamos de vacaciones? Pues nos llevamos todos los animales que tenemos en casa que no son pocos.

 En vacaciones estuvimos en un zoo-safari y yo hice algunas fotos así que desde entonces se pasa el día diciendo "animales zoo" "móvil" y tengo que dejar lo que esté haciendo para dejarle el móvil y que pueda ver las fotos. Lo mejor es que las narra "mira toro" "jirafa" "gorila" lo mejor es que cuando llega al mono hace lo que hacían estos para pedir comida: dar palmadas y hacer el gesto de cerrar la mano con la palma hacia arriba, movimiento que no le sale y acaba intentándolo mirándose la mano y perdiéndose durante unos segundos en ello.

 Vamos que si algún día ves a un tío en un restaurante en una mesa repleta de animales de juguete o en el parque rodeado de éstos seguramente sea yo, las fotos de mi Instagram son prueba de ello.

4 comentarios:

  1. Me encantan las anécdotas....son lo que perdura en nuestros recuerdos y conforme se vayan haciendo mayores les podemos contara nuestros hijos. Al pollo le gusta saber como era él de peque. Le hace gracia.
    Mil gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso siempre, hay que intentar mantener los recuerdos bonitos aunque nuestras cabezas no de mucho más de sí. Lo de saber como éramos de pequeños yo creo que nos mola a todos, no?

      Eliminar
  2. He oído sobre eso. Mi amigo dijo que había leido algo semejante en Site

    ResponderEliminar

Theme designed by Feeric Studios. Copyright © 2013. Powered by Blogger
Ir Arriba