jueves, 29 de septiembre de 2016

#ElTemaDeLaSemana 23: Deja, que ya lo hago yo.



 Así como frase suena muy mal y, aunque alguna vez la habré dicho y en más de una ocasión la he escuchado yo, no me gusta decirlo, prefiero ofrecerme voluntario o establecer tareas de mutuo acuerdo.

 Por ejemplo, si se trata de acostar al peque me encargo yo porque desde pequeño se ha dormido casi siempre conmigo y debe ser que se relaja mucho más facilmente. Sobretodo lo notamos cuando le cuesta dormir (y sobretodo a la hora de la siesta) es cogerle yo, quedarme un ratito tranquilamente y solos y se queda dormido en cuestión de minutos. Además por las noches, si se despierta para pedir agua, si voy yo bebe agua y se vuelve a dormir, si va la mamá moderna a veces se duerme y otras no.

 Y por poner otro ejemplo y porque esto se supone que son microposts, pues a las vacunas siempre voy yo, no es porque yo se las ponga, no, es porque la Mamá Moderna no lo lleva muy bien eso de que le pinchen al peque y tal...


5 comentarios:

  1. Está bien eso de separar las tareas. A cada uno lo que se le de mejor. Mis hijas prefieren a su padre para algunas cosas y a mí para otras. Y es lo mejor que ahí, porque así cada uno tiene su finalidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esto tiene que ser fifty-fifty, al menos en el global, hay días que uno necesita descansar y otros en los que lo necesita el otro. Con organización todo se puede hacer.
      Un abrazo y gracias por pasar :)

      Eliminar
  2. Los dos, padre o madre tienen sus responsabilidades por igual y los cuidados deben de ser por igual. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puede (o debe) ser de otra forma.
      Un saludo, gracias por comentar.

      Eliminar
  3. Estas épocas son especialmente difíciles para los padres, ya que su pequeño o pequeños no pueden dormir por cólicos provocados por gases o terrores nocturnos. Igualmente, y para la suerte de todos nosotros, existen en la actualidad productos capaces de tranquilizar, adormilar y dormir a los más pequeños de la casa. Estos productos recrean los primeros sonidos que ha escuchado el bebé desde el interior de su madre. Estos sonidos, por haberlos escuchado durante 9 meses, le teletransportan en su subconsciente hasta ese interior, lugar donde se sentía cómodo, protegido, y donde se echaba sus primeras y grandes siestas.

    ResponderEliminar

Theme designed by Feeric Studios. Copyright © 2013. Powered by Blogger
Ir Arriba