miércoles, 13 de abril de 2016

El padre que quiero ser.



 Esta semana continuo con la segunda entrada hablando sobre el ejemplo que he tenido en mi padre y en concreto le toca a todo lo bueno que me ha enseñado y quiero heredar para transmitírselo a mi hijo. Si eres un rezagado que llega a esta entrada sin leer la anterior aquí la tienes, el orden de los factores no altera el producto porque entre ambas entradas crearé un combo de lo que quiero y lo que no quiero ser.
 Si hay algo que destacaría por encima de lo demás sería la libertad que mi padre nos ha dado a la hora de dejarnos explorar todos los entornos a los que nos llevaba, la libertad y la confianza. Siempre atento y vigilante nos llevaba a cualquier parque y, él en la distancia, nos dejaba ir donde quisiéramos, siempre recordaré el Parque Tierno Galván o el Juan Carlos I donde mi hermano y yo nos subíamos a las colinas o corríamos hasta algún columpio o atracción, y al cabo de un momento allí estaba mi padre. Con el tiempo (y con la edad) cuándo íbamos de visita a algún pueblo quedábamos en un punto y nos tirábamos una hora o un par jugando en la plaza o callejeando. Esto hoy en día lo veo complicado y arriesgado, pero he decir que he adquirido un sentido de la orientación magnífico, ya me puedes soltar en el centro de San Petersburgo que no me voy a perder (verídico).

 Otra cosa que me enseñó muy bien es a gestionar el dinero, ya desde pequeño me dio una paga que cada año iba aumentando de cuantía, además me enseñó el valor de las cosas y como gastarlo de una forma consciente. Puede decirse que hizo un ahorrador en potencia (aunque hoy en día no tenga dinero para ahorrar...). Además aprendí a buscar y comparar precios de aquello que quería, en el mítico Rastro de Madrid se aprende mucho en este sentido, casi todos los domingos hacíamos nuestra visita para rebuscar cómics, libros u otras cosas.

 Yo a mi padre siempre le he visto leyendo, pocas veces le habré visto con la tele encendida, salvo para ver las noticias o alguna película. Lo que corona su salón y ha coronado en todas sus casas ha sido su biblioteca. Si no estaba leyendo algún libro estaba leyendo el periódico, además ha estudiado muchísimo (hasta el punto de sacarse unas cuantas carreras). No recuerdo cuantas veces nos habrá regalado un libro a mi hermano y/o a mi, y tras ver que mi hermano era un caso perdido en este aspecto solo me los regalaba a mí, lástima que casi nunca acertaba con el género que me gusta :(

 Sin duda algo de lo que hablo mucho y que nunca olvidaré son la cantidad de viajes que hemos hecho cada vez que nos íbamos con él en verano de vacaciones (también en algún puente), he visitado toda la península ibérica, he disfrutado y me he aficionado a los campings, hemos hecho miles de kilómetros, siempre en coche, y hemos aprendido a respetar la naturaleza, a conocer nuestros límites físicos bañándonos en el mar, escalando montañas, rocas o explorando cuevas. Hemos conocido animales y plantas, disfrutado comidas hechas en un camping gas y ya más mayores ligar con alemanas con nuestro escaso nivel de inglés por aquel entonces.

 Aunque hay más cosas no quiero dejar de resaltar que mi afición a los juegos de mesa puede que fuera inculcada por él o puede que no, pero sí que recuerdo que me enseñó un montón de juegos como el mahjong o el ajedrez, y recuerdo que echamos un montón de partidas durante muchas tardes, incluso alguna vez hacía un esfuerzo por jugar a algo que no tenía ni la más remota idea de lo que era. Y como pequeño detalle, el amor por la música que hemos heredado tanto mi hermano como yo mi padre ha puesto su granito de arena, siempre nos ponía buenos discos en su tocadiscos o cintas de cassete en la mítica radio de aquellos años, por destacar un grupo que me conozco al dedillo gracias a él diré los Beatles.

 Como conceptos del padre que quiero ser.

  • Quiero que mi hijo sienta que tiene libertad para explorar pero que se sienta seguro de que si pasa algo ahí estaré yo, que pueda desarrollar la orientación.
  • Quiero que mi hijo sepa ahorrar y valorar el dinero y saber "lo que cuesta" cada cosa.
  • Quiero fomentar el amor por la cultura, ya sea música, literatura, arte. Intentaré como hacía mi padre llevarle a museos, enseñarle libros y ponerle música.
  • Quiero inculcarle esas aficiones con el ejemplo.
  • Quiero viajar con él, que conozca mundo y que desarrolle ese amor por la naturaleza.
  • Quiero enseñarle la historia de cada lugar, las costumbres, las comidas... en el momento le parecerá un tostón pero a la larga será muy positivo.
 A grandes rasgos estas son las cosas que quiero heredar de mi padre, y salvo por un tema monetario creo que todas puedo llevarlas a cabo, eso sí hoy en día hay que tener mucha más precaución a la hora de que un niño vaya "solo" por un parque.

 Sin duda son muchas cosas buenas y realmente guardo muchos más buenos recuerdos que malos de mi padre pero de todo hay que aprender ¿no es cierto?

10 comentarios:

  1. Genial el post! Me alegro de lo que comentas de que tienes muchos más recuerdos buenos que malos. Y estoy contigo en que siempre hay que aprender de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, realmente tengo muchos más momentos buenos que malos, gracias por pasar ;)

      Eliminar
  2. Espero que lo consigas, pero luego sale lo que sale. Yo por mi parte la mayoría de recuerdos de mi padre son malos, peor que han traído cosas buenas así que no sé como queda eso. a Cero supongo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, puede salir todo lo contrario pero al menos tener presente lo que quiero e intentarle creo que me ayudará :)
      Pues si han traído cosas buenas eso es lo que cuenta al final, ponle un 0,5 ;)

      Eliminar
  3. Son buenos puntos. A mi la autonomía me la dio mi madre y la capacidad de ahorrar también ella. Ella y mis yayos, creo yo. Lo dicho! Buenos propósitos para enseñarle al pequeño cavernícola!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Son importantes, sobretodo lo de la autonomía lo tengo muy presente.

      Abrazos!

      Eliminar
  4. Es importante ver las cosas buenas y me alegro de que también sepas ver todo lo bueno que te ha dado tu padre. Lo de ligar con las alemanas me ha encantado 😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre soy de quedarme con el lado bueno por eso el otro me costó más hacerlo :)
      Lo de las alemanas fue todo un espectáculo XD

      Eliminar
  5. Es un post muy bonito. Creo o quiero creer que siempre hay algo en las personas de lo q se puede aprender, para bien o para mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hay que intentar buscar ese lado del cual aprender algo.
      Gracias y saludos!

      Eliminar

Theme designed by Feeric Studios. Copyright © 2013. Powered by Blogger
Ir Arriba