viernes, 25 de septiembre de 2015

Hoy me han mirado raro.

 Estaba yo sentado en el parque, en la arena, detrás del banco y mi Pequeño Cavernícola corriendo alrededor (agarrado o semi-agarrado, aún no se suelta del todo) del mismo para verme. Jugábamos a una especie de escondite porque yo estaba medio oculto detrás y él también se escondía y miraba entre las rendijas para reírse a carcajadas y yo con él.

 La gente pasaba y todos miraban, yo no miraba a los que pasaban claro, tenía que estar pendiente de mi chiquitín, que no se cayera, que no se diera con los tornillos del banco... Pero alguna vez me daba cuenta de que miraban y, aunque alguno sonreía, la mayoría miraba raro. Parece como si estuviera haciendo algo del otro mundo, un papá, solo, tirado en la arena, jugando con un niño de poco más de un año. 

 Lo normal debe ser estar sentado en el banco mirando el móvil porque es lo que hacía la mayoría a mi alrededor, exceptuando a otro papá que estaba sentado en el césped con su hijita jugando y dándole de merendar. A ver, yo miro el móvil también, no voy a decir que no lo haga, pero si voy a jugar en el parque con mi hijo me lo guardo en el bolsillo y ya está, ya lo miraré, si pasa algo importante ya me llamarán.

 Me dijeron algo una vez y se me ha quedado grabado. El concepto era que "aprovecha para estar el máximo tiempo posible al 100% con tu hijo porque crecen muy rápido y quizá cuando te quieras dar cuenta te hayas perdido muchos momentos por tonterías". Creo que tengo que mejorar y dejar el móvil más de lado cuando estoy en casa con él, pero en la calle, si estamos jugando o andando sí que suelo guardarlo.

 También me han mirado raro porque iba con mi Pequeño Cavernícola en brazos, cruzando por el paso de peatones y yo iba dándole mordisquitos o besos en el cuello y la mejilla, cosa que hace que se mee de la risa. De lo más gracioso, además que la risa a carcajadas de un bebé no suele pasar desapercibida. Pues durante el trayecto que he ido así (como unos 200 mts) la gente me miraba raro, mientras nosotros nos descoyuntábamos. Lo bien que lo hemos pasado eso no tiene precio.

 Pero, en serio, ¿es tan raro ver a un papá jugando con su hijo en el parque de cualquier manera? Seguro que hay muchos que lo hagan, pero debemos ser raros para generar tanta expectación entre los paseantes que por allí se daban cita. ¿Tan divertido es el móvil para pasar un gran rato en el parque así? ¿Tan aburrido es jugar en el parque con tu hijo? Si tienes que leer mi blog, hazlo en otro momento, aprovecha para jugar porque yo me lo paso pipa y espero seguir haciéndolo.

7 comentarios:

  1. Estoy contigo Papa cavernícola , espero que sigas disfrutando con tu hijo BAM BAM. Yo también me doy cuenta aveces de las miradas , o cuando mis vencidos en vez de jugar con sus hijos se pegar las horas cotilleando.
    Pero con lo que me quedo es que cuando estoy con mis hijos y disfrutamos a tope riendo juntos y nos cruzamos con alguien , me encanta ver a la gente sonreír . Sacar una sonrisa de una persona que no conoces hace que te sientas orgulloso de lo que tienes y al mismo tiempo ,hacer sentir por un instante a alguien algo de felicidad.
    Cuidate amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto, hoy a parte de sacarle una sonrisa a la mamá, su hija se reía a carcajadas viéndome jugar con mi Pequeño Cavernícola en el columpio.
      Gracias por el comentario y por la visita!

      Eliminar
  2. Mi padre se cogió una excedencia allá por los 80 para cuidarme unos meses... Todos los vecinos paraban a mi madre para compadecerse por ella porque mi pobre papá se había quedado en el paro ¬_¬.

    Desgraciadamente, 30 años después, seguimos igual aunque he de confesar que yo, cuando veo una madre por la calle haciendole monerías al retoño, también los miro y me parto de risa interiormente. Padres he visto pocos pero también me arrancan sonrisas. xD

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, si te miran y se ríen sí mola. Yo me lo paso teta haciendo reír a mi pequeño y a todos los que se acerquen a jugar con nosotros, aunque llegue a casa con medio parque en las zapatillas XD.

      Eliminar
  3. El mundo se está convirtiendo en un lugar triste y sombrío, lleno de individualismo.
    Te doy las gracias por tu nota de color, gracias por disfrutar de tu hijo (que seguramente hará de él una mejor persona), gracias por compartirlo y por enseñarme que aun quedan personas normales.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diría que "de nada" pero te voy a decir que gracias porque, oye, que se me ha puesto la piel de gallina leyendo tu comentario. Muchas gracias.

      Eliminar
  4. Soy mexicana pero viví años en España con mi marido que era de allá, cuando mis hijos iban al parque se descalzaban muchas veces para sentir la arena o la tierra, se tiraban la tierra por la cabeza, se subían a los árboles, etc, y siempre la gente a mi alrededor me miraban: raro, no, lo siguiente, o sea feo. Como si fuéramos cavernícolas, literal, pero es que a día de hoy mis hijos son enteramente sanos (y toco madera para que lo sigan siendo) y mucho de ello creo es debido a haberlos dejado fuera de la burbuja, inmunes a virus de los pies a la cabeza. Tú sigue igual, que al que no le guste que no mire, tu hijo crecerá sano y eso es lo que importa.

    ResponderEliminar

Theme designed by Feeric Studios. Copyright © 2013. Powered by Blogger
Ir Arriba