miércoles, 29 de marzo de 2017

Mi caverna por una camiseta.


 Si hay algo que no encontré y que estuve buscando como un loco por todos lados para el #MBDay era una camiseta del Capitán Cavernícola, me pasé por algunas tiendas online buscando pero ningún modelo se acercaba a lo que quería. Por aquel entonces me pasé por mi sitio de confianza, los de regalospersonales donde encargué mis chapas y los mismos donde hace tiempo encargué mi taza personalizada.

 El caso es que aunque podía personalizar la camiseta a mi gusto la calidad por aquel entonces no era la mejor. Y eso ha cambiado porque ahora en camisetaspersonalizadas tienen camisetas premium, de marca Fruit of the Loom, en las que el dibujo queda genial porque está hecho con impresión digital DTG, un pasada, y además no se va con los lavados. Esto ya es impresión mía pero creo que el tamaño de dicho dibujo es el más grande de todas las camisetas que he visto por ahí, solo puedo decir que queda genial mi cavernícola enorme en mi camiseta.

 Hacerte la camiseta es superfácil, subes la imagen que quieras (o eliges entre el catálogo de la web), la colocas y/o escalas donde te apetece, tienes opción de añadir un texto también. Luego eliges color y talla y ya está. A parte de tener un precio muy competitivo tienes varios tipos de envíos según la urgencia con que necesites la camiseta, para que se adapten a las necesidades de cada uno, suele ser habitual con todas las webs de la empresa regalospersonales pero no está de más decirlo.

 Ahora ya soy feliz con mi kit cavernícola de chapas + taza + camiseta, próximamente me tocará encargarles las tarjetas de visita (que el otro día me pidieron...). Lo malo de ser un cavernícola que va a la última es que me hice fotos y videos con la camiseta, pero las hice en Instagram Stories por lo que no puedo enlazarlas, así que dejo la foto que me hicieron el otro día cuando la estrené en la charla que dimos algunos papasblogueros.

Con mi camiseta en la charla que dimos en las Jornadas de Crianza y Familia.
Leer Más »

lunes, 27 de marzo de 2017

Desafortunadamente afortunado.


 Hace unas semanas en esta entrada me quedó un penúltimo y último párrafo algo colgados, no terminó de quedar cerrado el mensaje ya que en un principio quería destacar que salgo puntual para llegar a casa y pasar el máximo tiempo posible con mi hijo. El mensaje que podía calar era que cualquiera puede conciliar o que cualquiera puede cambiar de trabajo para estar con su familia (o lo que le apetezca). De ahí lo de que me sentía afortunado.

 Y no, ni mucho menos, que le pregunten a Adrián o a JM, compañeros Papás Blogueros, que por pedir una simple reducción de jornada han sido despedidos o vilipendiados en sus puestos de trabajo. Que se lo pregunten a toda esa gente en el paro si es fácil conseguir un trabajo, ya no hablemos de uno digno. No es así, y soy consciente, estoy en una burbuja en mi trabajo, tengo unas ventajas que ya quisieran muchos aunque también hay cosas por las que seguir luchando para mejorar.

 Simplemente tuve suerte de pasar por todos los turnos habidos y por haber en diferentes trabajos durante mi formación, tanto como para saber que lo que quería era un turno de mañana fijo por encima de otras cosas como un sueldo mayor o algo más relacionado con mis estudios. En la búsqueda de ese turno tuve la fortuna de encontrar la empresa en la que finalmente, tras aprobar un examen, entraría fijo y en la que continúo tras una década. Digamos que con 23 años no estaba uno pensando en un futuro a largo plazo, y gracias a mi madre que me llevo una mañana de domingo resacosa a hacer un examen y gracias a la suerte (de nuevo) de que aquel examen fue fácil, a que entraba mucha gente y a que la nota para entrar era baja dos años después firmé mi actual contrato.

 Así que soy un privilegiado, no debería serlo porque todo el mundo debería tener facilidades para conciliar, para trabajar o para cambiar de puesto, o cobrar lo mismo seamos del sexo que seamos, donde lo que se debería tener en cuenta para esto debería ser nuestra cualificación, habilidad o aptitud. Hoy en día además esta calando mucho el mensaje de que tenemos que dar gracias por tener un trabajo, un mensaje de doble filo, gracias por tener un trabajo dada la situación actual podría pasar pero gracias por tener un trabajo en el que no hay un mínimo de dignidad... no gracias.

 Espero no haber molestado demasiado con aquellas últimas palabras, no era mi intención y pinchando el enlace que venía de El Hombre Palet mi opinión intentaba complementar un poco por donde iban los tiros simplemente para explicar que me sentía afortunado sin tener que sentirlo. En mi núcleo familiar cercano ahora mismo soy el único miembro con trabajo estable, soy el tipo que tuvo suerte de tomar una decisión un día y tuvo suerte de estar en el momento justo y en el lugar exacto para convertirse en el tan mal visto por aquel entonces y tan envidiado hoy día mileurista, soy el tipo más desafortunadamente afortunado del planeta.
Leer Más »

viernes, 24 de marzo de 2017

Viernes dando la nota. Aquel 2014.


 Otra vez viajamos en el tiempo aunque esta vez no me voy a ir muy lejos, viajo a finales de 2014 e inicios de 2015, a las primeras canciones que le molaron al Pequeño Cavernícola, las que cuando sonaban dejaba de hacer lo que estuviera haciendo y prestaba atención a la música que sonaba. Siendo finales de 2014 rondaba los seis meses de edad y pocas cosas hacía pero nos llamaba mucho la atención como cambiaba el gesto con estas dos canciones e incluso hacía algo parecido a seguir el ritmo.

 Dos canciones que no tienen mucho que ver salvo que se publicaron más o menos a la vez en aquel verano de 2014 y que son bastante famosas. He de decir que tanto a la Mamá Moderna como a mi ambas canciones nos gustan y no era raro vernos motivados a pesar de haber pasado cualquier mala noche o mal momento, y es que lo que no consiga la música... Viajemos pues a aquel maravilloso 2014, el año en que nuestro mundo cambió totalmente.

Coldplay - A sky full of stars (Ghost stories) [2014]


Mark Ronson - Uptown funk ft. Bruno Mars (Uptown funk) [2014]



Que pases un gran VDLN y un mejor fin de semana, resguárdate que parece que va a refrescar. Espero que te eches unos bailes con estos temazos y, ya sabes, si es con los peques ¡mejor!


Leer Más »

miércoles, 22 de marzo de 2017

Actividades en familia. Burrolandia.


 Inauguro esta nueva sección a la que le tengo ganas con una actividad muy molona. A decir verdad ya la inauguré hace tiempo con esta entrada sobre las Navidades de Torrejón pero quedó ahí abandonada, así que llevaba un tiempo queriendo retomar las actividades en familia y las cosas chulas que vaya haciendo dejarlas aquí, por escrito, para generar ideas a quien le apetezca hacer alguna actividad. Y para empezar (de nuevo) vamos con la actividad que hicimos hace un par de findes:

Visita a Burrolandia.

 En la Comunidad de Madrid, en la población de Tres Cantos, nos encontramos con esta finca gestionada por una protectora de animales en la que cuidan de los burros e intentan que no se extingan. Dentro de la finca hay varias zonas donde puedes encontrar muchos burros, algunos sueltos y otros tras algunas vallas o cercas, eso sí, la gran mayoría al alcance de la mano. Además de burros podemos encontrar gallos y gallinas, caballos, cerdos, perros y un ¿toro? con unos cuernos enormes, seguramente algún animal más...

 Allí nos plantamos la Mamá Moderna, el Pequeño Cavernícola y un servidor aquel domingo (solo abre los domingos por la mañana) soleado de Marzo, a descubrir el lugar en el que nunca antes habíamos estado. El peque estuvo entusiasmado descubriendo esos animales que solo había visto en muñecos de juguete o en los cuentos, ya que burros no hay muchos por ahí... Un ¿toro? con una cornamenta enorme fue el primer animal que nos encontramos, muy impactante la verdad. Luego un montón de burros, un cerdo enorme, gallinas, caballos, ponys... vamos que hay un montón de burros y unos cuantos animales más.

 Tras dar una vuelta al recinto, ver y acariciar a los animales, nos fuimos a comprar un cubo de comida para dar de comer a los propios animales, la cola es larga así que como consejo en primer lugar ir a la cola o que vaya alguien porque estuve un buen rato. Durante ese rato el peque conmigo o con la Mamá Moderna estuvo en un pequeño parque o viendo más animales. Luego dimos de comer a los animales, el peque (y la no tan peque) con miedo al principio por si les mordían y luego, tras ver que a mi no me mordían, algo más confiados. Como apunte, los animales son exquisitos, debe ser que como saben que el domingo van a comer en abundancia solo cogen lo que les gusta.

 Solo me queda añadir que hay una gran explanada y un merendero donde comer los bocadillos a la parrilla que hacen allí (también venden bebidas y merchandising) y que todo el dinero recaudado en cualquier parte de la finca (comida de animales, bar, donativos...) va destinado a la propia protectora para el cuidado y mantenimiento de animales y finca, además recogen muebles y otros enseres como juguetes o bicis que hay por allí, nosotros estuvimos jugando con un triciclo ;)

 En definitiva un buen lugar para echar la mañana del domingo, comer algo riquísimo (como diría Pablo a.k.a FamilyMan) y luego aprovechar la zona para pasar el resto del día, por allí hay montaña, parques, etc, etc... Un plan molón tanto para peques como para mayores en el que alejarse un poco de la ciudad con sus prisas y agobios, ver animales reales y en libertad, respirar aire puro.

 Visita la página oficial para tener más info de esta actividad.


Una publicación compartida de CHeMiCaL (@chemicalcavernicola) el
Leer Más »

viernes, 17 de marzo de 2017

Viernes dando la nota. Sintiéndolo.


 ¿Lo sientes? Ya está aquí, se aproxima, lo llevo oliendo desde el miércoles, desde la semana pasada que miré el calendario lo llevo esperando, y es que ya tenemos aquí el puente. Con él vendrá un descansito de tres días que desde navidades no tenemos una fiesta (aunque yo haya tenido vacaciones y una baja por ahí en medio). Además tenemos el día del padre el domingo, así que pinta muy bien este finde.

 El sábado nos vamos al musical de Dirty Dancing en Madrid, fue el regalo de reyes de la Mamá Moderna, el domingo nos iremos a pasar el día por ahí en familia y para el lunes por la tarde tengo quedada para echar unos juegos de mesa con los amigos y, si todo va según lo previsto, estrenar uno de mis nuevos juegos. Así que el finde pinta bien con el puente, la previsiones meteorológicas son buenas y las ganas mejores.

 Sólo nos queda sentir la llamada del finde.

The Weeknd - I Feel It Coming ft. Daft Punk


Pasa un gran VDLN y un muy buen puente. Échate muchos bailes y si es con los peques ¡mejor!


Leer Más »

miércoles, 15 de marzo de 2017

Reseñando. ¡cómo te quiero, PAPÁ!


 Volvemos a las lecturas y de nuevo con Boolino, en esta ocasión, y como está tan cerca el día del padre, toca un libro en el que el protagonista es el papá, y no es otro que el libro ¡Cómo te quiero, papá! Un libro de Salvatella ediciones escrito por Carmina de Río y que pertenece a la colección ¡Hoy es un día especial!, en la que puedes encontrar otros dedicados a abuelos, a mamá, profe...

 Como decía en este libro el protagonista es papá, es un libro en el que los peques le demuestran su amor a su padre a través de varias escenas de la vida cotidiana. El libro destaca porque hay una página con texto acompañada de una página de un dibujo grande, además el texto está escrito por un lado en mayúscula y por otro en letra manuscrita y además está escrito en verso lo que facilita la lectura y aprendizaje de la historia.

 Está recomendado para 5-8 años pero nosotros lo hemos disfrutado igualmente, quizá en lo que más se note es que son páginas finas y las tapas son blandas, lo que para la edad del Pequeño Cavernícola tiene un poco de peligro, ya que al pasar páginas podría romperlas (lo que hasta la fecha no ha pasado nunca), podría doblarlas sin querer (lo que sí ha pasado alguna vez) o cualquier otro accidente. Los dibujos son simpáticos y agradables y cuando sale una niña no va de rosa por imposición, que es un pequeño detalle a favor.

 En definitiva, 23 páginas llenas de amor hacia papá, de momentos que a nuestros hijos les gusta compartir con nosotros y que seguro que a cualquier papá le sacarían una sonrisa y le emocionarían.

Una publicación compartida de CHeMiCaL (@chemicalcavernicola) el
Leer Más »

lunes, 13 de marzo de 2017

Atrapado en el tiempo.


 Cuando decidimos tener a nuestros Pequeño Cavernícola teníamos claro que sacrificaríamos ciertas cosas que tardaríamos mucho en recuperar, sobretodo tiempo de ocio o de pareja. También sabíamos que aunque tardáramos en recuperarlo, tarde o temprano lo haríamos y si nos compaginábamos en casa podríamos hacer ciertas cosas, generalmente por separado, ya sabes "hoy me quedo con el peque y tú te vas a cenar" o "tú te quedas que me voy a echar unos juegos de mesa con los amigos". Pero ante todo fue una decisión consensuada, fruto del amor y de las ganas de formar una familia, no un capricho o un parche para un roto.

 Así que en mi habitual repaso al feed me encuentro con esta entrada de Papá Cangrejo y entonces no entiendo cómo hay quien prefiera anteponer su interés personal a uno general cuando estamos hablando del bienestar de los niños. Conozco quien prefiere tener a los niños en el cole porque así pueden ir al gimnasio o echarse una birras al bar de enfrente mientras estos tienen las clases de la tarde y, ojo, que no hablo de extraescolares, hablo de jornada continua y jornada partida. Instaurar una jornada continua en el colegio, donde además hay opción de comedor y de post-comedor para acabar recogiendo a los niños a la misma hora que si la jornada fuera partida, creo que va en beneficio de ellos.

 En mis tiempos de cole la jornada era partida, salíamos a las 12:30, nos íbamos a casa a comer, veíamos Dragon Ball, Oliver y Benji o lo que tocara y volvíamos al cole a las 15:00 hiciera calor, frío o lluvia. Te puedes imaginar las ganas y predisposición que llevas tras el parón. Y ya no solo es el parón, la relajación y demás, es que los niños tienen que jugar, descansar y estar con la familia, no pasarse más de la mitad del día entre clases y deberes para luego jugar un rato y a la cama.

 Luego sigo leyendo el feed y llego a la entrada de El hombre palet, con el que además pude charlar sobre este asunto, y me siento afortunado por poder pasar todas las tardes haciendo lo que quiero que ahora mismo es estar con mi hijo. Sí, tengo jornada continua y salgo puntual a las 15. La verdad es que tampoco tengo que sentirme afortunado, es algo que tuve claro desde mucho antes de ser padre, sacrificar algo de sueldo e incluso formación por tener un horario que me hiciera feliz, nunca quise currar de tarde/noche ni currar en jornadas partidas.

 No obstante y a pesar de todo siempre salgo puntual del trabajo, salgo escopetado para estar en casa cuando el peque se despierte de la siesta, y más adelante lo haré (o espero poder hacerlo) para ir a recogerle al cole o encontrarnos en casa y comer, lo que toque vaya. Esto es algo que con un horario u otro, al final, todos podemos hacer, en fin que en nuestra mano está el pasar ese tiempo de más en el trabajo o irnos a casa a estar en familia.
 Porque al final el tiempo es lo que dejamos atrás y no recuperamos, al final el uso que le damos a ese tiempo es el que nos hace felices.
Leer Más »
Theme designed by Feeric Studios. Copyright © 2013. Powered by Blogger
Ir Arriba